Alertan por el sobre endeudamiento de las familias

Desde el Frente Renovador, Daniel Arroyo alertó por el nivel de endeudamiento de las familias, que pagan hasta 50 por ciento de interés anual en las tarjetas y 100 a través de financieras.

El diputado nacional Daniel Arroyo, del Frente Renovador, volvió a poner sobre la mesa la cuestión del nivel de endeudamiento al que llegan los argentinos a partir de la imposibilidad de hacer frente al crecimiento de la inflación y la falta de acompañamiento de los salarios.

Ayer se refirió al tema al abordar la medida del gobierno, que dio marcha atrás sobre la posibilidad de embargar las cuentas sueldo de los trabajadores, que atribuyó a un beneficio pensado para el sistema financiero.

“Al proponer esa medida, el Gobierno no pensó en los trabajadores sino en el sistema financiero. Era un punto sensible e injusto por eso esta marcha atrás del oficialismo es un avance: logramos que se resguarde el sueldo de mucha gente”, afirmó.

Arroyo analizó la medida en lo que calificó como “un contexto complicado” a partir del endeudamiento excesivo contraído por las familias. “El que patea la tarjeta le cobran un 40/45% de interés anual, donde el que va a la financiera paga casi un 100% anual, donde todas las familias están sobre endeudadas”, explicó.

También incluyó en ese análisis al sistema de crédito Argenta, que, dijo, “le da crédito a 25/30%”. “Las familias se han re endeudado, porque con ese crédito paga su otra deuda y así todo el mundo debe plata”, sumó Arroyo.

Los datos de Arroyo van de la mano con los que difundió el CEPA hace apenas una semana. Allí se consignó que el nivel de endeudamiento orilla los 56 mil millones de pesos que ya comprometen hasta el 60 por ciento del salario mensual, en promedio.

El diputado del espacio liderado por Sergio Massa también sostuvo: “De acuerdo al análisis que hemos hecho, hay cerca de 4 millones de personas que están endeudadas a tasas muy altas que lo que hacen es tomar un crédito para tapar otro. El Gobierno pensó en la facilidad de dar créditos y favorecer a las financieras que de esa manera se agarraban de las cuentas sueldo, no preocupándose de hacer un análisis de riesgo y si las personas podían pagarle o no”.

“Buena parte de los trabajadores, sobre todo en el interior, cobran por debajo del salario mínimo y muchos están sobre endeudados por tomar préstamos a tasas usurarias. Si se les permite a los bancos embargar las cuentas sueldos, muchas familias endeudadas van a estar en problemas”, finalizó Daniel Arroyo.

noticias relacionadas