Vínculos con la iglesia y experiencia cero: el perfil del elegido por Vidal para flexibilizar los gabinetes

Con esas dos críticas, ahora los sindicatos piden su renuncia. Se trata de Santiago Fraga, el nuevo director provincial de Psicología y Pedagogía Social del Ministerio de Educación, que llegó para aplicar la Resolución 1736, que modifica los Equipos de Orientación Escolar.

Los sindicatos docentes se van a movilizar hoy al ministerio Educación con dos reclamos. Uno más general y otro más puntual: la derogación de la Resolución 1736, que flexibiliza la tarea de los Equipos de Orientación Escolar (EOE), y la renuncia de Santiago Fraga, el director provincial de Psicología y Pedagogía Social, a cargo de aplicar la nueva normativa. Ligado al PRO porteño y al Arzobispado de Buenos Aires, llegó hace dos meses para aplicar una de las medidas más cuestionadas en materia educativa de María Eugenia Vidal.

Antes de desembarcar en la Provincia y meter mano en los gabinetes, Fraga fue casi un año el titular de la Vicaría de Educación del Arzobispado de Buenos Aires, instancia pensada para dirigir los casi 70 colegios que tiene la arquidiócesis metropolitana en territorio porteño.

Desde allí compartió con su actual jefe, Gabriel Sánchez Zinny, el Consejo de Educación y Trabajo de la Ciudad de Buenos Aires, un elenco de notables que iban a aconsejar al Jefe de Gobierno en esta materia. El actual ministro era por ese tiempo director ejecutivo del Instituto Nacional de Educación Tecnológica.

“Pedimos que renuncie porque no tiene ninguna experiencia. No es psicólogo, no participó nunca de un equipo de orientación. No tiene nada que ver con la psicología comunitaria ni con la psicología social. Desconoce totalmente lo que es esa Dirección y el trabajo que se viene haciendo”, comentó a este portal una fuente de SUTEBA.

A penas comunicada la modificación, Fraga salió a recorrer colegios para explicar el nuevo modo de trabajo a directivos y maestros. INFOCIELO accedió a una de esas charlas informativas con educadores, en la cual mostró un costado histriónico, en una mezcla de stand up con charlas T-DEX.

La charla mencionada tuvo lugar en uno de los auditorios de la UNNOBA en Junín. Como si estuviese en un aula, dijo: “Lo primero que quiero preguntarles es si leyeron la resolución. Levanten las manos los que la leyeron”. Como pocos lo hicieron, la situación generó risas, lo que le sirvió para un arranque sin presiones.

“Ayer visité una escuela en Chivilcoy y me recibieron como ya les conté: ‘uuuu’. Pero después de hablar me invitaron a comer, no sé si me van a seguir invitando”, bromeó Fraga en otro momento de su exposición. También aclaró “los equipos van a seguir trabajando con asiento en la escuela en la que ya están” y que se van a armar más “y no menos”.

Cuando llegó a la Vicaría, Fraga ya venía con una trayectoria ligada a la Iglesia. Había sido editor en la UCA del magazine “Creciendo en Familia” y docente en la Universidad del Salvador, con publicaciones periódicas de artículos en defensa de los valores religiosos. Justamente, esta ligazón con el clero alerto a los gremios del sector, quienes ahora dudan de su imparcialidad ideológica. Fraga sucedió en el cargo a la licenciada en ciencias políticas Adriana Duré.

noticias relacionadas