Vidal presentó el registro de los 8.500 policías exonerados desde 1966

«Estamos dispuestos a tomar todas las decisiones valientes que sean necesarias para demostrar que puede haber una Policía de la Provincia distinta», señaló la Gobernadora bonaerense.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, afirmó este miércoles que «para que haya seguridad no puede haber delincuentes dentro de la Policía», al presentar un registro online de los 8.500 efectivos bonaerenses expulsados e inhabilitados desde 1966, se informó oficialmente.

«Estamos dispuestos a tomar todas las decisiones valientes que sean necesarias para demostrar que puede haber una Policía de la Provincia distinta», señaló esta mañana la mandataria provincial durante la presentación del Registro de Policías Expulsados e Inhabilitados de la Provincia de Buenos Aires (Repei), en la ciudad de La Plata.

Según se informó desde la gobernación, se podrá acceder al Repei través del sitio web gba.gob.ar/registrodeexpulsados, y el registro tiene como «objetivo centralizar, organizar y poner a disposición de todos los bonaerenses y de los organismos de la Administración Pública la información actualizada de cada caso».

En dicho registro constará el nombre y apellido de cada efectivo sancionado, junto con número de legajo, de expediente de su sumario, número y fecha de la resolución por la que resultó expulsado y su último destino.

Además, en el Repei se «puntualizarán las rehabilitaciones de funcionarios policiales y las sentencias dictadas por órganos judiciales que dispongan condenas a prisión y reclusión» y «será actualizado de manera periódica por la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad.»

«La policía con delincuentes era posible por un Estado que no se hacía cargo de la policía ni de lo que necesitaba, o que era cómplice», afirmó Vidal, quien estuvo acompañada del ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, y la cúpula de la Policía bonaerense.

Para la gobernadora, «la política ha sido la mayor responsable de que la policía haya alcanzado los niveles de corrupción que alcanzó» y remarcó que desde diciembre de 2015 «hay un gobierno que al que trabaja bien lo va a acompañar, respetar y reconocer, y al que quiera ser parte del delito, no le va a dar tregua.»

Vidal planteó la necesidad de dejar atrás el pasado que se refería a la «maldita policía» y destacó: «Para que haya seguridad, no puede haber delincuentes dentro de la policía. En cualquier institución o ámbito del estado puede haber focos de corrupción. Lo que no habrá nunca más es la decisión de encubrirlo, taparlo o mirar para otro lado.»

De acuerdo al informe oficial, a partir de las medidas dispuestas por esta gestión «hoy hay 15.000 policías que presentan su declaración cada año», se realizaron más de 27.000 sumarios (926 por enriquecimiento ilícito) y se apartaron más de 11.500 policías (más de 2.000 fueron suspendidos y más de 700 detenidos).

noticias relacionadas