Prat Gay pronosticó que se verán “signos de crecimiento” a fin de año

En una entrevista otorgada a corresponsales extranjeros, el titular de la cartera de Hacienda consideró que se está cumpliendo el cronograma que se había propuesto el nuevo gobierno, en cuanto a una evolución positiva de la economía.

“Dijimos que a partir del segundo semestre la cosas cambiaban de signo y efectivamente es así, ya que por el lado de la inflación el dato de junio fue el más bajo del semestre y todo indica que el de julio, que se va a publicar en las próximas semanas, va a estar por debajo del de junio, con lo cual ya para julio arrancamos el segundo semestre en el nivel de inflación que encontramos al asumir”, dijo el funcionario, según un cable de la agencia EFE.

También señaló que en el entretanto hubo una corrección de precios muy importante que era necesaria para dinamizar el campo, al que definió como “principal inversor silencioso” y que hace, a juicio del ministro, que la economía del interior del país ya se esté reactivando en algunas zonas, gracias a la decisión de liberar la potencialidad del campo.

Consideró que hay sectores que vienen “con la inercia del régimen anterior” que todavía muestran caída, como la siderurgia o la industria automotriz y la construcción, y hay otros que ya empiezan a mostrar mejoras, aunque el promedio aún no refleje crecimiento.

“Estamos ordenando ese destino inexorable que nos llevaba a estrellarnos como Venezuela” y combatiendo “el reflejo populista de años”, aseguró Prat-Gay, a la que vez que resaltó los resultados de las encuentras de opinión que reflejan altos índices de aprobación, “tanto de la gestión del Gobierno como del Presidente”, situada en el 60 por ciento.

Sobre Mercosur, insistió en que la Argentina lo defiende y lo cree útil y criticó duramente al gobierno de Venezuela porque “dice ser parte de él pero no cumple prácticamente ninguna de sus obligaciones como país miembro”.

Valoró como especialmente importante para Argentina su pertenencia al G-20 y en este sentido dijo que su país ha pasado de la irrelevancia total a ser un actor escuchado con posibilidad de influir en la agenda internacional.

En este aspecto recordó que a finales de año Argentina estará en la troika del G-20, junto con Alemania y China, en su calidad de país anfitrión de la cumbre de este foro de países industrializados y emergentes que se celebrará en 2018 en el país sudamericano.

noticias relacionadas