Moreno adelantó a los supermercados que extenderá el congelamiento de precios

Yolanda Durán, titular de una de las Cámaras que agrupan a los súper chinos, informó a Infobae que el pacto irá hasta después de octubre. Respaldó además la tarjeta única que quiere imponer el Gobierno.

El cuestionado acuerdo de precios con supermercados y cadenas de electrodomésticos se extendería hasta después de las elecciones de octubre. Así lo señaló Yolanda Durán, presidenta de la Cámara Empresaria de Desarrollo Argentino y países del sudeste Asiático (CEDEAPSA).

«Moreno nos dijo que van a estirar el congelamiento hasta después de las elecciones», señaló en diálogo con Infobae y contó detalles de la última reunión mantenida con el secretario de Comercio Interior el viernes pasado.

“Nos dijo que el acuerdo (de precios) iba bien y que se iba a extender hasta después de las elecciones; también nos contó la idea de la tarjeta única», agregó.

La titular de CEDEAPSA manifestó su «beneplácito» con respecto a la implementación tanto de la prórroga de los acuerdos de precios como así con un plástico exclusivo para poder «estar en igualdad de condiciones con los hipermercados».

Durán se mostró de esta manera a favor de la medida: «Las comisiones de los bancos son carísimas, para nosotros implementar la tarjeta es fantástico. Creemos que nos pone en igualdad de condiciones con los grandes supermercados», añadió.

De esta manera, Durán se diferenció de la postura de Miguel Calvete, que finalmente se desvinculó de la cámara supermercadista CASRECH y pasó a ser parte de una federación denominada FESACH, quien había puesto en duda la efectividad de la implementación de las tarjetas.

El plan para «adoctrinar» al sistema financiero está detrás de esta idea (sin mucho vuelo aún) del secretario Moreno. La búsqueda de hacer viable algo que poco a poco queda claro que no lo es, el famoso «congelamiento de precios», está llevando a la imaginación oficial a niveles muy elevados.

Moreno planteó la posibilidad de implementar una nueva tarjeta de crédito destinada al consumo en supermercados, que sería emitida por el Banco Nación. La clave del proyecto es que les cobraría apenas un 1% de comisión a los comerciantes, mientras que las tarjetas comunes, como Visa o Master Card, cobran el 3%.

La propuesta despertó la polémica y también las críticas de sectores opositores al gobierno nacional. El presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, calificó la propuesta como «una locura» y afirmó que para mantener el poder adquisitivo de los consumidores «la solución no es bajar la competencia» en el sector de las tarjetas de crédito.

En tanto, referentes de la agrupación Barrios de Pie afirmaron que «no está claro para qué les va a servir a los consumidores de productos alimenticios» la tarjeta de crédito única, al advertir que en los barrios más humildes ese medio de pago es una «herramienta rara» ya que «es mucho más común la libreta del almacenero».

noticias relacionadas