Liberaron a dos presos por el crimen de Candela y concedieron arresto domiciliario a otro

La Justicia de Morón ordenó la excarcelación de dos detenidos por el crimen de la niña Candela Sol Rodríguez, ocurrido en agosto último en la localidad bonaerense de Villa Tesei, y el arresto domiciliario para otro, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Guillermo López (31) y Fabián Gómez (42), a quien el juez de Garantías 4, Alfredo Meade, les concedió una excarcelación extraordinaria, mientras que al carpintero Néstor Altamirano (55) la Cámara de Apelaciones le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria.

En la resolución a la que accedió Télam, el juez Meade resolvió excarcelar a López y Gómez al considerar que no van a fugarse ni entorpecer la investigación y tuvo en cuenta que ambos son padres que sustentan sus hogares.

Respecto de Gómez, pese a que tiene antecedentes penales, se valoró especialmente que en 2011 obtuvo la tenencia de sus dos hijas, de 17 y 12 años, y que su madre, quien hasta ahora cuidaba a las niñas, debió ser internada.

El juez también recordó que Gómez no intentó fugarse cuando allanaron su casa y tampoco lo hizo López, que vive a sólo dos cuadras de su vivienda y cuando se lo fue a detener concurría a su trabajo en el Polo Obrero.

Otro punto tenido en cuenta por Meade fue que los imputados se convirtieron en “notoriedades” luego de ofrecer varias entrevistas y que el hecho de ser conocidos reduce el riesgo de fuga.

A ambos se les impuso como requisitos a partir de ahora, presentarse los primeros días hábiles de cada mes ante el juzgado y no ausentarse de su domicilio, salvo que lo haga en compañía de una persona mayor de 21 años.

Respecto de Altamirano, su abogada defensora, María Florencia Srur, dijo a Télam que el juez Meade efectivizó esta tarde el arresto domiciliario ordenado el 14 de febrero por la sala III de la Cámara de Apelaciones de Morón.

También se tuvo en cuenta que no hay peligro de que se fugue, no tiene antecedentes penales y no va a entorpecer el curso del expediente.

La letrada afirmó que la prisión morigerada se cumplirá en la casa de Altamirano, situada en Charrúas 1081, de Villa Tesei, ya que análisis de ADN realizados en la causa determinaron que Candela no estuvo secuestrada en esa vivienda, tal como había declarado un testigo de identidad reservada.

Candela fue vista con vida por última vez el lunes 22 de agosto de 2011, cuando esperaba a unas amigas para ir a la reunión del grupo de boy scouts al que pertenecía.

Su cuerpo apareció en un descampado el 31 de agosto dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su domicilio.

Con las medidas dispuestas hoy, quedan detenidos por el caso Leonardo Jara (34), sindicado como quién engañó a la niña para llevarla cautiva; Héctor “Topo” Moreyra (44), acusado de instigar el crimen; Hugo Bermúdez, supuesto autor material; Alberto Espínola (31), acusado de aportar “logística” y Gladys Cabrera (41), dueña de la casa donde se cree que la nena estuvo cautiva.

Cabrera fue excarcelada por la misma sala de la Cámara, pero como el particular damnificado apeló la decisión ante la Cámara de Casación Penal, no pudo recuperar la libertad.

noticias relacionadas