La oposición hizo caer el debate por el Presupuesto

El debate del proyecto de Presupuesto 2011 fracasó ayer en la Cámara de Diputados por falta de quórum y el oficialismo acusó a la oposición de haber dejado al gobierno sin su plan de gastos para el año próximo.

El oficialismo consiguió 117 diputados presentes en el recinto, pero no llegó a los 129 necesarios para habilitar el debate del proyecto del Poder Ejecutivo que ya había empezado a discutirse el miércoles pasado y no recibió media sanción porque fue devuelto a comisión, a instancias de la oposición.

«Venimos a pedir lo que le dieron absolutamente a todos los presidentes de la democracia», expresó el jefe de la bancada kirchnerista, Agustín Rossi.

La ausencia del arco opositor ya había sido anunciada días antes por los bloques no kirchneristas, que reclaman que el oficialismo acepte discutir modificaciones a la iniciativa en una reunión de comisión de Presupuesto, a cargo del oficialista Gustavo Marconato.

Ayer a la tarde, la vicepresidenta de la Cámara, Patricia Fadel, confirmó que el Frente para la Victoria (FPV) no insistirá en tratar el plan de gastos del gobierno para el 2011 y lamentó que la oposición «haya dejado al gobierno sin su Presupuesto» para el año próximo.

«Lamentablemente es así», respondió Fadel cuando la prensa le preguntó si ya no había posibilidad de debatir el proyecto y advirtió: «nunca sucedió una cosa así en los años de democracia».

Con todo, Rossi señaló que el kirchnerismo aceptaría «hacer modificaciones en articular (a la iniciativa), manteniendo la esencia» del proyecto, pero advirtió que la oposición «no tiene voluntad» de tratar el Presupuesto.

Juzgó que la decisión opositora de no dar quórum constituye un «acto de suicidio político» y añadió que «la sociedad no les va a perdonar que no hayan facilitado la aprobación».

En sintonía, la diputada kirchnerista Victoria De la Rosa reseñó que el FPV dio «todos los debates y rediscutió todos los puntos», por lo que hoy transcurrió la «última oportunidad» para discutirlo.

Más temprano, en el recinto, el diputado aludió a la «crudeza y crueldad institucional» manifestada por la oposición, a la que acusó de «dejarse extorsionar por la diputada (Elisa) Carrió», quien la semana pasada denunció supuestas «compras» de voluntades
de parte del oficialismo a legisladores de la oposición.

«Carrió extorsiona y termina condicionando a cualquier oposición que quiera dialogar. Si ella quiere llevarse puesto el sistema institucional nosotros no lo vamos a permitir», sostuvo.

Admitió tener una «sensación de fracaso institucional» y acusó a Carrió de querer convertir el Parlamento en un «circo» y ser «la gran culpable» de lo que sucedió hoy.

Mientras tanto, la comisión de Asuntos Constitucionales analizaba esta tarde las denuncias de Carrió, en base a lo revelado en la última sesión por las diputadas Cynthia Hotton (Valores para mi País) y Elsa Álvarez (UCR) sobre supuestos «aprietes» para que cambiaran su posición.

Desde la vereda opositora, el jefe del bloque radical Oscar Aguad avisó que el Grupo A «está dispuesto a discutir dónde sea y cuándo el Gobierno quiera» el Presupuesto, pero advirtió que no puede admitir que «se falseen los números de la economía argentina».

«En el fondo el Gobierno no quiere Presupuesto», argumentó Aguad e insistió con que el quórum no fue facilitado porque la oposición piensa que «el proyecto debe ser modificado en comisión antes de volver al recinto».

noticias relacionadas