La Justicia pidió el procesamiento de los policías que reprimieron a las Madres de Plaza de Mayo en 2001

Luego de un análisis de las imágenes que realizó la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal de la Procuración, se identificó a cinco policías. «La conducta del personal policial detentó un carácter eminentemente delictivo, pues se ejerció una violencia desmedida, ilegítima, lesiva e innecesaria”, explicó el fiscal a cargo de la investigación.

Aquel 20 de diciembre de 2001 no parece estar tan lejos cuando todavía restan cuestiones por saldar. Diecisiete años más tarde la Justicia, luego de identificar a los policías que reprimieron a las madres de Plaza de Mayo en una manifestación pacífica, pide su procesamiento.

El fiscal franco Picardi es quien está a cargo de la investigación y quien acusó de “vejaciones”aquellas acciones violentas del personal policial en Plaza de Mayo durante los últimos momentos del Gobierno de Fernando de La Rúa en el poder y mando del país.

La identificación de los sospechosos surgió luego de un análisis sobre fotos y filmaciones que llevó adelante la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal de la Procuración estuvo a cargo del análisis de las imágenes que derivó en la identificación de cinco sospechosos.

Según el fiscal, «la manera en la que algunos de los efectivos montados cargaron contra los manifestantes, repartiendo azotes y látigos a quienes se cruzaran en el camino y, en varias ocasiones, escogiendo especialmente a sus blancos, algunos de los cuales fueron las representantes de la Asociación Madres de Plaza de Mayo excede todo tipo de explicación”.

Aquel mediodía el entonces Cuerpo de Operaciones Federales de la PFA, participaron del avance que realizaran los efectivos a caballo contra las personas que se encontraban manifestando en la Plaza de Mayo, y “habiendo mostrado en su proceder dicha unidad policial un comportamiento de violencia física excesivo, causante de distintas lesiones y vejaciones en las personas afectadas, entre las que se hallaban Hebe Pastor de Bonafini, Marta Petrone de Badillo, Carmen Ramiro de Guede, Celia Pisani de Prosperi, Elsa Fanti de Manzotti, Evel Aztarde de Petrini, Elvira Díaz de Triana, Martín René Colque, Leonardo Emanuel Díaz y Juan Grabois«, versa la investigación.

Y se añadió: «En relación a las Madres de Plaza de Mayo, repárese que inconfundibles son las damas de pañuelos blancos que se observan en fotos y videos y de toda obviedad parece su presencia. En primer lugar, porque la plaza es su lugar usual de manifestación y, además, el día en que acaecieron los hechos se trataba de un día jueves, razón por la que se encontraban allí en función de su ronda semanal».

«La conducta del personal policial detentó un carácter eminentemente delictivo, pues se ejerció una violencia desmedida, ilegítima, lesiva e innecesaria. En esta línea de ideas, cabe decir que el uso de la fuerza por parte los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley debe ser excepcional y si bien pueden ser autorizados a usarla, la misma debe ser utilizada en la medida en que razonablemente sea necesaria. Sin embargo, esas directivas no fueron cumplidas», señaló el fiscal.

noticias relacionadas