La Argentina promoverá un alza de la oferta de productos agrícolas en la reunión del G-20

Argentina pondrá el acento en promover el aumento de oferta de la producción agrícola mundial ante el G-20, en detrimento de otras soluciones en danza, para resolver el problema de los precios de los commodities, dijo el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez.

Horas antes de partir hacia París, donde tendrá lugar la cumbre de ministros de Agricultura del G-20 que se celebrará el 22 y 23 de junio, Domínguez sostuvo que “tanto nosotros como Brasil, hemos insistido en la necesidad de incrementar la oferta global de alimentos, como manera de controlar el alza de precios”.

El titular de la cartera agropecuaria explicó que durante esta cumbre “Argentina expondrá la importancia de estimular el crecimiento de la producción y no controlarla, a diferencia de la propuesta francesa de regulación de los mercados financieros relacionados con las materias primas”.

Domínguez agregó que “nuestro país tiene como postura la necesidad de tener una mirada estadista donde no afloren tensiones coyunturales, y va con una fuerte decisión para impulsar la creación de empleo y poner límites a la especulación financiera, tal como lo manifestó nuestra Presidenta en su visita a la cumbre del G-20 en Seúl” efectuada en 2010.

Al respecto, consideró que “el concierto de las naciones sabe del compromiso que siempre ha tenido la Argentina para satisfacer las necesidades alimentarias de gran parte de la población mundial” .

En este sentido, “sólo el aumento significativo de la producción como se lo ha propuesto nuestro país, que espera incrementar un 60% la producción de cereales y oleaginosas en 10 años, contribuye decididamente a reducir el impacto de la delicada situación que enfrentamos”.

Durante el encuentro de dos días en la capital francesa, los ministros de Agricultura debatirán un programa que consta de cinco puntos: inversión en agricultura para aumentar la oferta; lograr la transparencia en los mercados agrícolas con la provisión de mayor información, para que haya una menor especulación; el diseño de mecanismos de acción para sortear una crisis alimentaria; darle un tratamiento a la volatilidad de precios; y, por último, la regulación financiera.

noticias relacionadas