Un equipo de técnicos del FMI, que encabeza Roberto Cardarelli, jefe de la misión del organismo multilateral en el país, está en Buenos Aires para seguir las reuniones con los equipos del ministerio de Hacienda y el Banco Central en pos de modificar, como solicitó el país, los términos y las condiciones del acuerdo stand by por USD 50.000 millones que el país firmó con el organismo en junio.

“El equipo del FMI liderado por el Sr. Roberto Cardarelli se encuentra actualmente en Buenos Aires para continuar las conversaciones con las autoridades argentinas para trabajar en torno al fortalecimiento del programa respaldado por el FMI. El personal del Fondo trabajará intensamente, en colaboración con el gobierno, para identificar cómo el FMI puede brindar un mejor apoyo a la Argentina frente a la renovada volatilidad financiera y un entorno económico desafiante. Nuestro objetivo común es llegar a una conclusión rápida de estas discusiones para presentar una propuesta al Directorio Ejecutivo del FMI”, aseguró un vocero.

Negociaciones 

El martes 4 de septiembre –un día después de los anuncios de retenciones a las exportaciones y reducción de ministerios–, el ministro Nicolás Dujovne viajó a Washington donde se reunió con el secretario del Tesoro de EEUU, Steve Mnuchin, y con Christine Lagarde, la número uno del Fondo. Ese día, Mauricio Macri y Donald Trump hablaron por teléfono.

“No puedo dar tiempos, pretendemos que sea votado en el board del Fondo en la segunda mitad de septiembre, pero para eso tiene que haber acuerdo técnico. Hay entendimiento, pero falta el acuerdo formal”, dijo entonces  Dujovne.

Desde entonces, la Argentina negocia nuevamente con el Fondo. Primero en la capital de EEUU, con los técnicos que acompañaron al ministro y se quedaron varios días –Gustavo Cañonero y Pablo Quirno, de Central, y Santiago Bausili, Rodrigo Pena y Guido Sandleris, de Hacienda– y ahora con los estadounidenses que llegaron hoy al país.

Ayer, en una entrevista que publicó el Financial Times, Lagarde expresó que las nuevas medidas de austeridad anunciadas por el presidente Macri serán un “determinante clave” de la política fiscal hacia futuro.

Si bien el FMI aseguró que la intención avanzar “rápidamente” con un nuevo acuerdo, restan definir detalles muy importantesnada menos que cuándo, cuánto y cómo, según publicó Infobae la semana pasada. O sea, en qué fecha se va reunirá el directorio del FMI para dar el “ok” final, de cuánto será el monto de los adelantos para solventar el programa financiero del Gobierno para 2019 y qué pedirá el organismo a cambio.

Seguramente los técnicos del FMI llegaron a Buenos Aires con alguna idea más clara sobre las respuestas a esos tres interrogantes.