Destacada actuación de alumno del Loreto en Olimpiada de Matemática del Cono Sur

Su nombre es Leonel Sidabra, tiene 16 años y cursa 5º año en el colegio de Sarandí. Logró la medalla de bronce en el certamen que se realizó en Bolivia, donde participaron estudiantes de casi todos los países de Sudamérica. En la foto, junto a Gabriel Estrany, responsable del taller de Olimpiadas del Loreto.

Leonel Sidabra, alumno de 5º año del Centro Educativo Loreto, en la localidad de Sarandí, logró la medalla de bronce en la «22ª Olimpiada de Matemática del Cono Sur», que se realizó en las ciudades bolivianas de La Paz y Coroico, donde participaron estudiantes de la Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay.

El recorrido para ser uno de los alumnos elegidos para representar al país en dicha Olimpiada fue largo. Leonel primero se adjudicó una etapa «intercolegial» en Avellaneda, luego una «zonal» con alumnos de Lanús y Lomas de Zamora, y una tercera «Regional» que lo clasificó al «Nacional».

«Todos los clasificados para el Nacional estaban invitados al selectivo para determinar a los cuatro que iban a viajar a la Olimpiada. Desde chiquito quería llegar y como este año era mi última oportunidad, me preparé mucho más», relató a La Ciudad Leonel Sidabra.

Si bien la capacidad de Leonel es lo que lo llevó a esta medalla, también contó con dos ayudas que potenciaron sus conocimientos. Por un lado, la decisión del colegio Loreto de tener un «Taller de Olimpiadas» y por otro a su responsable, Gabriel Estrany, con quien Leonel conforma un verdadero equipo.

«Todos los años están habilitados casi trescientos chicos para competir en el selectivo, pero muchos no van porque saben del nivel de dificultad del certamen. Esta vez habrán competido ciento treinta, entre los cuales Leonel quedó segundo», explicó Estrany.

«El selectivo fueron dos pruebas de tres problemas cada una y los resultados tardaron como dos semanas -comentó Sidabra – hacíamos las cuentas y pensábamos llegar quintos, no esperábamos entrar segundos», reconoció.

Consultado sobre la experiencia en Bolivia, Leonel destacó el hecho de tomar contacto con alumnos de otros países. «Con los uruguayos y con un par de chilenos me llevaba bien, con los brasileños también, pero no nos entendíamos mucho, salvo cuando peleábamos por Maradona y Pelé», comentó entre risas.

El «fanatismo» de Leonel por la matemática ya viene de chiquito, de hecho, Gabriel Estrany lo conoció en un «Provincial» cuando estaba en sexto grado.

«Él entrenaba con la gente de primaria pero pidió venir también al entrenamiento del secundario. El primer día que vino al taller ya te dabas cuenta de que era distinto, hacía preguntas que chicos más grandes no sabían ni de qué estaba hablando», aseguró Estrany.

«Leonel ya tenía inquietudes y conjeturaba cosas que a chicos mucho más grandes no se les ocurría», añadió el profesor responsable del Taller de Olimpíadas.

«Llegué a la matemática por casualidad porque el colegio te da la posibilidad de anotarte en el taller. Me inscribí un año antes de poder empezar a competir para ver como me iba y me empezó a gustar».

Por otra parte, Leonel también se convirtió en un referente de la matemática para sus compañeros y siempre está dispuesto a explicarles y ayudarlos. «En realidad no es que no sepan, sino que ven la matemática con miedo y piensan que no la van a entender, pero si se ponen la entienden», bancó a sus compañeros.

En las Olimpiadas no se trata de resolver ejercicios, sino problemas. En ese sentido, Gabriel Estrany aseguró que él aprende también mucho de Leonel porque «a veces un alumno piensa una solución distinta a la que pienso yo, llega por un camino totalmente diferente».

«Nos enseñamos mutuamente, vamos comparando y aprendiendo distintos métodos para resolver el mismo problema. De hecho a veces tenés la solución y seguís buscando un método más estético para resolverlo», sostuvo Estrany.

«En las Olimpiadas tenemos que explicar cómo llegamos a la respuesta – añadió Leonel Sidabra – y es por eso que siempre estamos buscando soluciones más lindas».
Finalmente, con respecto a su futuro, Leonel Sidabra aún no sabe que carrera seguir. «No tengo ni idea todavía qué estudiar, todos me recomiendan cosas relacionadas con la matemática, pero aun no lo decidí, ni tengo nada descartado», concluyó.

noticias relacionadas