Vidal anunció el cierre de tres casinos, un bingo y licitará 4 mil máquinas tragamonedas

Será durante un acto que encabezará en Gobernación. Apunta a restringir la oferta del juego y el endurecimiento de los operativos

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció hoy medidas para restringir la oferta del juego y enfrentar la ludopatía, que abarcarán desde un endurecimiento de los operativos contra el circuito clandestino, la licitación por primera vez de las máquinas tragamonedas, y el cierre de tres casinos y un bingo.

 

En conferencia de prensa, Vidal aseguró que lo realizado hasta el momento en materia de combate al juego ilegal “es un camino que recién empieza” y que la decisión de cerrar tres casinos obedece a la intención de “ir restringiendo gradualmente la oferta de juego legal”,  al tiempo que destacó que su gestión está “al lado del que sufre la adicción del juego y no de los que la promueven”.

 

El Gobierno autorizó hoy el llamado a licitación pública para la contratación de un servicio integral para los casinos Central de Mar del Plata, Anexo III de Mar del Plata (Hotel Hermitage), de Miramar, de Monte Hermoso, de Pinamar, de Tigre y de Tandil, por un período de 20 años contados a partir de la fecha de suscripción del contrato, con posibilidad de prórroga de un año adicional.

 

Con una norma publicada hoy en el Boletín Oficial bonaerense (el decreto 2017-944-E-GDEBA-GPBA), la gestión encabezada por Vidal detalló el Pliego de Bases y Condiciones Particulares y Especificaciones Técnicas tendientes a la provisión y mantenimiento de máquinas electrónicas de juegos de azar automatizadas.

También, dispuso su control on-line, la remodelación, construcción y/o cesión, y la puesta en valor de las distintas salas de juego y una variedad de servicios complementarios y anexos a la actividad lúdica en los casinos.

En ese marco, el Gobierno bonaerense autorizó hoy el llamado a licitación pública para la contratación de un servicio integral de máquinas tragamonedas en los dos casinos de Mar del Plata y los de Miramar, Monte Hermoso, Pinamar, Tigre y Tandil, por un lapso de 20 años.

La licitación para la administración y control de las tragamonedas, que durante veinte años se adjudicó en forma directa, abarcará a las 3.860 máquinas habilitadas en los casinos Central de Mar del Plata, Anexo III de Mar del Plata (Hotel Hermitage) y el resto de las salas de juego de la provincia.

Además, el gobierno de María Eugenia Vidal decidió dar de baja los casinos de Mar de Ajó, Necochea y Valeria del Mar, y el bingo de Temperley (cuya concesión a manos de Codere venció a fines de 2017), para reducir el acceso al juego, dijeron ayer fuentes oficiales.

noticias relacionadas