Vacunarse y tener en cuenta las medidas sociales para evitar la gripe

Las vacaciones de invierno coinciden con las semanas más frías del año. Esta vez el Servicio Meteorológico Nacional (SMS) pronostica temperaturas que llegarán a los 0 grados en la provincia de Buenos Aires. Por eso, el Ministerio de Salud recomienda aplicar la vacuna antigripal y tener en cuenta las medidas sociales de prevención, para no terminar las vacaciones con los hijos enfermos.

“La vacuna antigripal está disponible en los más de 1.600 centros vacunatorios de la Provincia y estaremos aplicándola hasta agosto”, confirmó hoy el ministro de Salud, Alejandro Collia, y aclaró: “Cuidándose, tomando las medidas de prevención necesaria y vacunándose en las casos indicados no hay porqué preocuparse”.

Sin embargo, Collia resaltó que “todavía falta vacunarse un importante grupo de los bebés de 6 meses a 2 años, y a esa edad los chicos son más indefensos contra una gripe, además de que no pueden decidir por ellos mismos aplicarse la vacuna”. En este sentido el ministro recordó que “la Sociedad Argentina de Pediatría recomendó vacunar a los niños de esa franja etaria, y además la vacuna forma parte del calendario de vacunación nacional y se aplica de forma gratuita”.

Los últimos datos estadísticos del ministerio de Salud de la Provincia indican que el grupo con menos cobertura de vacuna antigripal es que el va desde los 6 meses a los 2 años: al 10 de julio de una población a vacunarse de 542.478 niños, lo habían hecho el 40 por ciento. “Necesitamos que los padres lleven a vacunar a sus hijos. La vacuna los protege contra 3 tipos de virus gripales, incluido el H1N1”, afirmó el director provincial de Atención Primaria de la Salud, Luis Crovetto.

La vacuna antigripal de este año protege, específicamente, contra los virus gripales A (H1N1), A (H3N2) y B. Y en los más chicos la inmunización también tiene un efecto positivo secundario: reduce el impacto de la bronquiolitis, la bronquitis y las neumonías, que son las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB), causa del 50 por ciento de las internaciones de menores de 2 años en los meses fríos.

Los grupos de riesgo que deben vacunarse incluyen al personal de salud, las embarazadas en cualquier etapa de la gestación, las madres de bebés menores de 6 meses que no se hayan vacunado en el embarazo, los chicos menores de 2 años, los mayores de 65 años y las personas de entre 2 y 64 años que tengan patologías de base, como enfermedades respiratorias, crónicas, renales y cardiovasculares.

MEDIDAS SOCIALES:

Además de la vacuna antigripal, Crovetto explicó la importancia de conocer y llevar a la práctica las medidas sociales de prevención de la gripe, sobre todo en vacaciones, donde se comparten espacios cerrados, con acumulación de personas (sobre todo niños resfriados), como cines o teatros.

“Hay que evitar amontonarse en lugares con mucha concurrencia, no abrigarse en exceso, no estar con niños en lugares donde se fume, ventilar el hogar”, enumeró Crovetto. Entre las medidas que más se destacan está la de “vestirse como si se tratara de capas de una cebolla” para poder abrigarse o quitarse ropa en caso de cambios de temperatura, cosa que suele suceder en invierno.

También es importante el lavado frecuente de manos, el uso y descarte de pañuelos descartables, la concurrencia al médico ante síntomas como fiebre, cansancio corporal, tos, la ventilación adecuada del hogar, el control del exceso de calefacción y cubrirse con el codo al estornudar.

noticias relacionadas