Sin firmas, finalmente fracasó el dictamen a favor del aborto hasta la semana doce

El dictamen que el martes había puesto a la firma la comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados en relación a un proyecto de ley para despenalizar el aborto no reunió el número de apoyos necesarios y perdió validez. El jueves habrá un nuevo intento por sacar el despacho

Según indicaron fuentes parlamentarias, el jefe del bloque de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, no firmó el despacho y, entonces, la propuesta quedó con seis firmas, a dos de las ocho que exigía como mínimo la habilitación del dictamen.

En tanto, el presidente de la Comisión de Legislación Penal, Juan Carlos Vega (CC), quien termina su mandato el 9 de diciembre, convocará para el jueves próximo una reunión conjunta con las comisiones de Acción Social y Salud y de Familia, Mujer y Niñez, para hacer un último intento –al menos en el presente período parlamentario– para sacar despacho a favor del proyecto.

Sin embargo, es difícil que se concrete el plenario de comisiones porque por el momento el Poder Ejecutivo no tiene interés en que prospere el asunto, lo cual enfriará a los legisladores oficialistas, y la iniciativa encuentra muchas objeciones en los distintos bloques, cuyos miembros actúan según su conciencia.

Ayer, un grupo de diputados nacionales que se opone a la despenalización del aborto impugnó el dictamen que el martes había sacado Legislación Penal, que respaldaba el proyecto que contempla la interrupción del embarazo hasta las doce semanas de gestación, porque no reunía el número de firmas necesarias para que prospere.

Los diputados Patricia Bullrich (Coalición Cívica), Omar De Marchi (Demócrata de Mendoza) e Ivana Bianchi (Peronismo Federal) presentaron en notas separadas sus impugnaciones al presidente de la Cámara, Eduardo Fellner (FpV).

La diputada Cecilia Merchán, autora del proyecto que había logrado dictamen el martes, expresó su repudio al pedido de impugnación del dictamen realizado por la diputada Patricia Bullrich: «La actitud de la diputada Bullrich es un buen ejemplo de doble discurso, de la hipocresía que ronda en algunos sectores sobre el tema de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. Bullrich, miembro de la Comisión de Legislación Penal, no dio la cara el martes para dar en público sus opiniones. Y ahora pide la impugnación del dictamen. Al mismo tiempo, la misma diputada presentó en 1994 junto a Fernández Meijide el proyecto 5118-D-94 de legalización del aborto», destacó.

En relación a la validez del dictamen, la diputada Merchán expresó que «lo importante es que se instaló el debate institucionalmente y que gracias a eso, hoy tiene continuidad». Bregó por que el debate se dé antes de fin de año el plenario de las comisiones de Legislación Penal, Familia y Salud.

«Y si no se da, porque queda poco tiempo, seguirá el año que viene. Estoy segura de eso. Es un tema que el Congreso ya incorporó y que no podrá volver a eludir», remarcó.

noticias relacionadas