Se derrumbó la medianera de una casa junto a una obra en construcción en Colegiales

Ocurrió en Aguilar 2800, cuando la dueña de casa estaba en el primer piso. La mujer relató que había hablado con el arquitecto de la obra para decirle que había rajaduras.

El hecho ocurrió cerca de las 3 en una casa ubicada en Aguilar 2800, cuando por motivos que aún se desconocen “toda la medianera del garaje y parte del living cedió y cayó sobre el pozo de la obra en construcción lindera”, aseguró a Télam Enrique Cabrera, apoderado de la dueña de la casa afectada.

El letrado precisó que “en el living se hizo un boquete de 4 metros de largo por 2 de alto. Fue un milagro que no haya afectado más viviendas y que nadie resultara herido”.

Marta, la dueña de la casa, relató que “estaba en el dormitorio, en el piso de arriba, y escuché ruidos, creía que estaban caminando por el techo, luego sentí como ruidos de chapas y de repente vino una oleada de frío terrible. No entendía nada porque las ventanas estaban cerradas”.

“Llamé al 911 y les dije que no sabía qué pasaba, que tenía miedo y que pensaba que me estaban robando. Bajé en pijama y salí a la puerta, ahí fue cuando una vecina que escuchó el ruido me dijo `se le cayó la pared, Marta´”, agregó.

“Enseguida -continuó- fui a buscar a mi perrito Alfie y cuando bajé ya estaban la policía, la ambulancia y los bomberos”.

Marta vive en ese lugar hace 20 años y detalló que “donde están construyendo antes había una casa, en la que hace más de 3 años hubo distintos problemas, llamé muchas veces al gobierno de la Ciudad y nunca me dieron bolilla. Esta medianera que se derrumbó ya la tuve que arreglar dos veces”.

La mujer, de 76 años, es no vidente desde 1993, luego de haber padecido una intoxicación con talio en su trabajo y no tiene familiares, por lo que se encontraba preocupada ya que no podía permanecer en su vivienda.

En este sentido, Cabrera detalló que mantuvo a media mañana una comunicación telefónica con Pablo Hasan, uno de los dos arquitectos que llevan adelante el proyecto de construcción donde cayó la medianera, y que dio un principio de solución.

“Dijo que ya estaban llevando muebles a un departamento a estrenar en Blanco Encalada entre Moldes y Vidal para reubicarla a Marta hasta que se arregle su casa”, dijo el apoderado tras asegurar que “hay que ver cómo se soluciona esto, con todos los perjuicios ocasionados”.

Esta mañana personal de Emergencias del gobierno de la Ciudad apuntalaba parte de la medianera que quedó en pie para evitar posibles derrumbes.

Este derrumbe se suma a un largo listado de casos similares que se produjeron en los últimos años en la Ciudad de Buenos Aires, ocasionados muchos de ellos por la falta de controles en obras en construcción y viviendas con problemas edilicios.

Desde 2010, se registraron más de 30 derrumbes en edificios linderos a obras en construcción, y los diputados denunciaron falta de controles.

Uno de los derrumbes más graves tuvo lugar en agosto de 2010, en un gimnasio en Mendoza 5030, donde murieron tres personas y otro tuvo lugar en noviembre de 2011 cuando se desplomó un edificio lindante a una obra en construcción, en Bartolomé Mitre al 1232, donde murió un hombre.

noticias relacionadas