Scioli anunció reformas a la ley que permitió el archivo de la causa del hijo de Bárbara Durand

Enviará a la Legislatura provincial un proyecto de reforma “para que ni los homicidios culposos, ni los casos de violencia de género puedan ser objeto de la mediación penal”, dijo. Es a raíz del caso de Gianfranco Dolce, quien atropelló y mató a tres personas y fue beneficiado por la norma.

Se trata de la norma que benefició a Gianfranco Dolce (20), hijo de la ex modelo Bárbara Durand, quien en 2013 atropelló y mató a tres personas, en la autopista Panamericana.

Además, el gobierno provincial comunicó hoy formalmente, a través de una resolución del jefe de gabinete, Alberto Pérez, que se mantendrá la suspensión del registro de Dolce para que no pueda manejar, lo que horas antes había sido solicitado públicamente por el ministro del Interior de la Nación, Florencio Randazzo.

Por su parte, el abogado del joven, Cristian Cúneo Libarona, aseguró esta tarde que Dolce “dejó de conducir” el año pasado, “hace tareas comunitarias” y da “charlas en los colegios”.

El debate en torno a la Ley 13.433 se originó luego de que ayer se conoció que la causa en la que Dolce estaba imputado fue archivada a partir de un arreglo entre las partes en una mediación penal.

Ante esta situación, Scioli se reunió con el ministro de Justicia, Ricardo Casal, para analizar modificaciones a esa norma, tras lo cual, se informó que en los próximas días enviará un proyecto a la Legislatura para excluir en la provincia de Buenos Aires de toda mediación penal, a los casos de violencia de género y homicidios culposos.

Esto significa que en estos hechos se deberá dictar sentencia por lo ocurrido.

“Los legisladores deberían revisar la ley porque la sociedad recibe un mensaje muy negativo y el mensaje es que se puede matar a tres personas, aunque sin intención, y no recibe una sanción penal, gracias a un acuerdo económico. Ese es un mensaje muy negativo para la sociedad”, expresó esta mañana el titular de la asociación “Luchemos por la Vida”, Alberto Silveira.

El hecho que se imputó a Dolce ocurrió a las 6.10 del 26 de abril de 2013, en el cruce de la Panamericana y la ruta 197, mano al norte, a la altura de la localidad bonaerense de El Talar, partido de Tigre.

En ese momento, el joven regresaba a su casa en el country Ayres del Pilar y conducía a alta velocidad una camioneta Ford Ranger color blanco, doble cabina.

En una maniobra imprudente, o porque se quedó dormido -según la sospecha de la Justicia-, Dolce se cruzó tres carriles de la vía más rápida a la más lenta, perdió el control y se fue contra el guardarrail de la banquina donde chocó y aplastó a un Volkswagen Gol con tres obreros que esperaban la llegada de un compañero para ir a trabajar.

El test de la pipeta al que fue sometido el día del accidente reveló que Dolce conducía con 1,14 gramos de alcohol en sangre, más del doble del máximo permitido, que es 0,5.

El hijo de la ex modelo estuvo un día preso y quedó imputado por “homicidio culposo agravado”, un delito que, según el artículo 84 del Código Penal, prevé la pena de 2 a 5 años de prisión para los casos donde haya más de una víctima y cuando la muerte es provocada por la conducción imprudente de un vehículo.

sin embargo, a partir de la mediación a la que llegaron las partes, el joven no podrá ser juzgado ni condenado por la Justicia Penal bonaerense.

noticias relacionadas