Nuevo alerta amarillo por altas temperaturas en todo el país

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) lanzó ayer un alerta amarillo por altas temperaturas en todo el país.

El alerta amarillo advierte sobre olas de calor que “pueden ser peligrosas, especialmente para los bebés y niños pequeños, personas mayores de 65 años” y las que padecen enfermedades crónicas, por lo que “se requiere la toma de medidas preventivas”, precisa el SMN.

El pronóstico prevé, hasta el martes, registros máximos de hasta 40 grados en la franja central y norpatagónica del país.

En un informe especial titulado “Altas temperaturas”, el SMN indicó que “una masa de aire caluroso afecta el centro y norte de la Patagonia, Cuyo, la zona central, el sur del Litoral y la provincia de Buenos Aires”.

En ese marco, estimó que habrá máximas de “entre 33 y 39 grados centígrados, pudiendo superarse puntualmente los 40 grados, especialmente sobre el norte de la Patagonia y el sudoeste de Buenos Aires”.

Ayer, los registros más altos del país fueron en la Patagonia, con 38 grados en Viedma, la capital rionegrina, y en Rawson, capital de Chubut.

Máximas de 36 grados hubo en Resistencia, corrientes, San Luis, Santa Fe, Neuquén y Paraná; de 35 en Formosa, La Rioja y Mendoza y de 34 en La Plata y en Capital. Las marcas más bajas del país fueron en Río Gallegos (22), Puerto Argentino (Islas Malvinas, 19) y Ushuaia, con 15 grados.

En la ciudad de Buenos Aires a las 16 el temrómetro marcaba 32,6 grados y la sensación térmica era de 33,6, un grado más, el viento noreste de 5 kilómetros por hora casi n ose sentía y la humedad relativa era del 42%.

La estación meteorológica adelantó que estas temperaturas tenderán a disminuir el martes “en la región Patagónica y se mantendrán elevadas en el resto del área”.

Desde que comenzó el calor, las autoridades nacionales han inistido en las medidas a tomar para evitar complicaciones, especialmente por la exposición al sol.

Al respecto, recomiendan evitar el sol entre las 10 y las 16, proteger el cuerpo y la cabeza con prendas claras y sombreros, usar lentes oscuros y protectores de radiación ultravioleta -de al menos 20-, beber mucha agua para evitar la deshidratación y no exponer a los rayos solares a los bebés.

noticias relacionadas