Macri reabrió la línea A y confió en alcanzar «agendas comunes» con la Nación

El servicio había sido cerrado el 12 de enero para poder renovar la flota de vagones. Volverá a funcionar a partir de las 20. En presencia del ministro Randazzo, el jefe de Gobierno confió en que sea «el comienzo de una nueva etapa»

Como si quisiera dar una impresión del servicio que su gestión imagina para el subte, Mauricio Macri llegó al acto exactamente a la hora prevista para el acto de reapertura de la línea A: las 17. Y lo hizo al mando de la locomotora de una de las formaciones que comenzarán a circular hoy a partir de las 20.

Sonriente y acompañado por algunos de sus colaboradores, el jefe de Gobierno se dirigió de inmediato a la parte superior de la estación Puan, donde lo esperaban, entre otros, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien representó al gobierno nacional en el evento.

Tras un rápido y cortés saludo, Macri tomó el micrófono y aseguró: «Hemos puesto a la línea H en el siglo XXI».

Admitió que existirán algunos «nostálgicos» que añoren los coches de madera, pero advirtió que no eran seguros.

Una vez más, indicó que el «deterioro» del subte «no se va a recuperar de un momento a otro», y agradeció la «paciencia de los vecinos».

Macri agradeció luego la presencia de Randazzo y se mostró esperanzado de que «sea el comienzo de una nueva etapa». «Que la gente viaje mejor no es responsabilidad de un solo gobierno», apuntó.

El jefe de Gobierno dijo, además, que esperaba alcanzar «agendas comunes» con la Nación porque el transporte «requiere coordinar esfuerzos».

Servicio renovado

Finalmente, y después de casi dos meses, la reapertura de la línea A de subterráneos será hoy, a las 20.

La línea que une las cabeceras de Plaza de Mayo y Carabobo fue cerrada el pasado 12 de enero para implementar el denominado Plan de Renovación, que contemplaba la renovación de los viejos vagones de 100 años de antigüedad.

Las unidades fueron reemplazadas con 45 nuevos vagones que el gobierno nacional había comprado en China y que fueron presentados a mediados de febrero por Macri y otros funcionarios.

La semana pasada, el jefe capitalino había dicho que las obras se desarrollaban según los planes previstos y le pidió a Metrovías, la concesionaria del servicio, «que se ponga las pilas», mientras que reclamó a los trabajadores «entender que la prioridad única y excluyente es que la gente viaje mejor».

Por su parte, el presidente del SBASE, Juan Pablo Piccardo, aseguró que «sin subsidios, el subte debería costar $6,10».

«El subte a $3,50 no cubre el costo operativo. Esa tarifa refleja el efecto de la inflación, que vivimos todos los días. A pesar del aumento, la Ciudad está subsidiando el 45% del funcionamiento», dijo Piccardo.

noticias relacionadas