Las cenizas volcánicas no son tóxicas pero pueden irritar

El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires informó que las cenizas emanadas por el volcán chileno Puyehue son inocuas para la salud de los bonaerenses y, si las condiciones meteorológicas se mantienen dentro de lo previsto, dejarán atrás el territorio provincial en las próximas 24 horas.

“Quiero llevar tranquilidad a la población porque en la Provincia no estamos en una situación de alarma para la salud. Las cenizas volcánicas son arena y, si bien podrían provocar irritación en los ojos y vías respiratorias en caso de descender, no hay peligro de intoxicaciones”, explicó el ministro de Salud provincial Alejandro Collia.

Por su parte, el titular del Consejo de Emergencias Provincial, Jorge Etcharrán dijo que las cenizas se encuentran a unos 5 mil metros de altura y, hasta el momento, no se produjo una “lluvia” de estas partículas en distritos bonaerenses.

El funcionario expresó esta mañana que desde el Consejo “nos manejamos con información del Servicio Meteorológico Nacional y sabemos que la nube atraviesa en este momento el territorio de la provincia de Buenos Aires en la zona del Conurbano, llegando a la Capital”. En tal sentido, dijo que se calcula que entre la jornada de hoy y mañana la nube de cenizas habrá sobrevolado y dejado atrás la Provincia de Buenos Aires.

Medidas preventivas
En caso de que cambien las condiciones climáticas y se produzca una lluvia o descenso de las cenizas volcánicas sobre el territorio bonaerense, los especialistas del ministerio de Salud provincial recomendaron tomar medidas de prevención, en especial a los afectados por enfermedades respiratorias crónicas.

En personas con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o asma la inhalación de cenizas podría provocarles una exacerbación de los síntomas. “Las cenizas volcánicas provocan irritación de nariz, faringe, laringe y tráquea y, por lo tanto, generan tos, sobre todo en personas con problemas respiratorios crónicos”, detalló Eduardo Giugno, director del hospital provincial Cetrángolo de Vicente López, especializado en enfermedades del aparato respiratorio.

Agregó que, en ese caso, también podrían irritarse las conjuntivas, en especial entre los usuarios de lentes de contacto. Por lo que recomendó el uso de anteojos para sol envolventes.

Por esto, Giugno dijo que en caso de producirse una lluvia de cenizas los enfermos respiratorios y las embarazadas deberían evitar salir del hogar. En tanto, aquellos se vean obligados a permanecer a la intemperie pueden proteger su nariz y boca con un pañuelo humedecido.

Finalmente, el ministerio de Salud lleva tranquilidad a la población e informa que todos los hospitales provinciales están en condiciones de asistir las eventuales consecuencias de una lluvia de cenizas volcánicas.

noticias relacionadas