La Provincia identificó más de 5.000 personas que no cumplían con los requisitos para vacunarse

Desde el inicio de la campaña hubo personas que no pudieron validar su registro en las postas de vacunación. La situación fue informada a través del sistema que se utiliza en la inscripción al Buenos Aires Vacunate y el control de las constancias en las postas de Vacunación.

Al inicio de esta semana el ministerio de Salud bonaerense ya aplicó 3.688.855 vacunas de la primera dosis contra el Covid-19. De las cuales 1.314.194 de las personas que la recibieron tuvieron que presentar una constancia que acredite la existencia de una condición de riesgo, para tener prioridad en la vacunación. De ese total, 5.256 personas no contaban con documentación sobre la enfermedad preexistente o no quisieron firmar la declaración jurada, en la posta de vacunación. El resto era mayor de 60 años y sólo con la identidad, acreditó su condición de riesgo para vacunarse con prioridad.

La información surge a partir del cruce de datos hasta esta última semana entre el sistema informatizado, que creó en pandemia el Gobierno de la Provincia, para la carga de información de las personas que se inscriben para recibir la vacuna y el control que realizan trabajadores/as durante el triage, en la zona previa a la vacunación en cada posta, en donde se consulta sobre la enfermedad preexistente que declaró y se le pide la constancia. En caso de no disponer de ese documento, se le ofrece firmar una declaración jurada para acreditar la condición por la que se había inscripto y fueron priorizadas para vacunarse.

“Hay un importante número de las personas vacunadas que necesitaron presentar documentación, mayormente las personas que tienen una comorbilidad pero también trabajadores de la Salud, de Seguridad, y docentes, que tienen que dar cuenta de esa actividad. De esas 1.314.194 personas sólo el 0,4% fueron rechazadas en la instancia del triage por no contar con documentación que acredite la condición y no querer firmar la declaración jurada, que es la otra opción que tenemos para poder acceder a la vacunación”, explicó la subsecretaria de Gestión de la Información, Leticia Ceriani.

Para acceder a la vacunación, todas las personas mayores de 18 años que residan en la Provincia de Buenos Aires deben inscribirse a través de la web vacunatepba.gba.gob.ar o de la aplicación VacunatePBA, completar el registro, señalar a qué grupo poblacional pertenecen y declarar si poseen alguna de las patologías de riesgo que están indicadas para ser priorizadas en la vacunación.

Cuando las personas acceden al turno por medio del sistema informático, es en el vacunatorio donde se constata y certifica los datos personales y su lugar de trabajo o riesgos declarados al momento de su inscripción, según el caso. Es ahí donde se valida la información o se propone la declaración jurada como vía alternativa para acreditar el riesgo inscripto.

Declaración jurada de salud: su función y el objetivo post pandemia

Esta herramienta es un beneficio que genera la posibilidad de acceso a mayor cantidad de personas al plan Buenos Aires Vacunate y cuida a los grupos de riesgo en un contexto de Pandemia en donde tener que presentarse en un hospital o a un centro de salud para generar ese documento, implica riesgo de contagio y a la vez protege al sistema de salud en dedicarle tiempo a una cuestión netamente administrativa.

La subsecretaria Ceriani detalló que “permitimos que las personas se puedan presentar con cualquier documentación que acredite la condición de riesgo”. “Como una receta de un medicamento, un certificado médico hecho con anterioridad, y en el caso de que no cuente con esa documentación al momento de ir a vacunarse. firma una declaración jurada en donde se hace cargo que esa es la comorbilidad que tiene”, finalizó.

En tanto, Ceriani agregó que gracias a toda la información que surge del registro a la hora de la inscripción al Plan de Vacunación y la declaración jurada: “vamos a tener un panorama mucho más completo de cómo es la situación sanitaria en la Provincia para saber cuáles son las personas que padecen alguna enfermedad crónica con el objetivo de ampliar la cobertura de esa población, a través de los diferentes programas del Ministerio de Salud”.

La declaración jurada de salud garantiza el acceso a la campaña de vacunación Buenos Aires Vacunate y permite ampliar la llegada de las políticas públicas del Ministerio de Salud bonaerense, a toda la población que tiene algún factor de riesgo.

noticias relacionadas