La Justicia ordenó allanar el Monumental y dos agencias de seguridad

El fiscal Gustavo Galante ordenó nuevos procedimientos con el fin de recolectar imágenes y elementos de prueba en la causa que investiga los incidentes producidos en el partido ante Belgrano de Córdoba, que decretó el descenso del club de Núñez

Funcionarios de la fiscalía recorrieron las instalaciones del estadio junto a efectivos de la Policía Metropolitana para recabar información sobre posibles fallas en el sistema de seguridad implementado en ocasión del partido de vuelta entre River y Belgrano.

Carlos Mosquera, directivo a cargo de la seguridad del club, indicó que el procedimiento tuvo como fin “establecer si se excedió la capacidad del estadio de acuerdo a las normas contravencinales y verificar el funcionamiento de las cámaras de seguridad”.

Al explicar la causa por la cual pudo haber un exceso de 12 mil espectadores, dijo “vio como es esto: el policía deja pasar cinco, el controlador, dos, y se va sumando”.

Semanas atrás, Galante había encabezado inspecciones en relación a los violentos ocurridos dos días antes, cuando River descendió al Nacional B tras empatar el partido de vuelta de uno de los choques por la Promoción ante Belgrano de Córdoba.

En esa ocasión, en la que actuó junto con autoridades de la Ciudad y la Nación, el fiscal indicó que se acreditó la presencia de 53 mil personas: 12 mil más que la capacidad autorizada.

También señaló que iba a investigar la hipótesis de que se pudo haber incurrido en faltas desde el punto de vista contravencional, aunque asimismo se iba a actuar en cuanto a posibles delitos penales tipificados en el acotado ámbito porteño.

Galante no investiga las presuntas amenazas recibidas por el árbitro Sergio Pezzotta en el entretiempo del encuentro, supuestamente, de parte de barrabravas de River, ya que en su momento advirtió que ese delito era de competencia nacional.

noticias relacionadas