La ENSPA homenajeó a sus ex directivas, Elena y Marta Otero

Fue en el marco del Día del Maestro.

 

La emblemática Escuela Normal Superior Próspero Alemandri (ENSPA) celebró el pasado jueves 10 el día del Maestro, con un emotivo acto en el cual fueron homenajeadas, en reconocimiento a sus destacadas trayectorias, las ex directivas del establecimiento educativo, Elena y Marta Otero. El homenaje fue llevado a cabo en el salón de actos de la escuela, ubicada en la avenida Belgrano al 300 del centro de nuestra ciudad.

 

Cerca de las 10 horas, los alumnos de 1ro a 6to grado del nivel primario, formados en los pasillos de  la planta baja del edificio recibieron a Elena y Marta Otero, con un afectuoso e interminable aplauso, entrega de flores y mensajes de reconocimiento, junto a los de toda la comunidad educativa de la escuela, acompañados por las interpretaciones musicales de la Banda Militar de Guardias Nacionales de la Escuela de Armas Dr. Carlos Pellegrini.

 

A continuación, en el salón de actos de la escuela, cientos de personas recibieron de pie a la Bandera de Ceremonia, escoltada por el Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín. El reconocido periodista de espectáculos y ex alumnos de la ENSPA, Guillermo Blanc, ofició como maestro de ceremonias e invitó a entonar las Estrofas del Himno Nacional  Argentino y el Himno a Sarmiento.

 

Las hermanas Elena y Marta Otero tuvieron una trayectoria de casi 60 años en la ENSPA, basada en vocación, trabajo y esfuerzo en busca de una mejora educativa, transmitiendo a generaciones de alumnos y docentes su entrega profesional.

 

Elena Otero, ex directora de nivel primario, expresó: “Agradecemos con emoción las palabras y todas las demostraciones de afecto sincero referidas a nuestra trayectoria y a nuestra carrera, las cuales han sido expresadas con generosa valoración”.

 

“Quiero destacar y agradecer al Círculo de ex Alumnos (CENSPA), quienes fueron los artífices de este homenaje y reconocimiento”.

 

“Casi 60 años que recorremos y respiramos con Marta esta escuela, la conocemos y recorrimos como pocos; pero en el camino de la vida hay un lugar y un tiempo para cada cosa, y por el desarrollo de la misma, hay ciclos y etapas que cierran, caminos que concluyen y otros que se inician”.

 

“Busqué alguna frase que defina nuestra vida en la docencia, y como en un juego de palabras  encontré: “La docencia como pasión de vida”; y sin dudarlo la docencia es y será para nosotras,  esa pasión que te mueve a hacer cosas inimaginables, te hace sentir viva y capaz de todo”.

 

“Es curioso como el paso del tiempo nos ofrece una perspectiva completamente distinta de las vivencias, pero siempre emergen la figuras de cada una de esas inolvidables personas que nos acompañaron y colaboraron de una u otra manera a ser quienes somos”. “Y siempre comprendimos que lo efectivo es lo afectivo, que una mirada tierna para un niño  puede más que el huracán más potente. Comprendimos que lo importante de la vida no son los actos ajenos a la voluntad de cada ser, sino el enfoque personal de catalizar dichos actos, en nuestra mente, pero sobre todo en nuestros corazones”.

 

Haciendo alusión a los párrafos de una canción del cantautor argentino Fito Páez, Elena Otero culminó su discurso. “Y con el corazón pleno de ternura y recurrente de imágenes que devienen de un pasado inolvidable, sé que hay recuerdos que no voy a borrar, personas que no voy a olvidar, aromas que me quiero llevar. ¡Y vamos que vale la pena estar viva!, gracias!”.

 

Por su parte, la ex vicedirectora del nivel primario, Marta Otero expresó: ”Deseo hacer llegar a toda la comunidad educativa del ENSPA mi profundo agradecimiento con motivo al reconocimiento realizado por mis 50 años de labor educativa”.

 

“Quiero recordarles las palabras de García Márquez: Recordar es fácil cuando se tiene memoria, olvidar es difícil cuando se tiene corazón-, siempre estarán en mi corazón, gracias!” señaló.

 

El acto culminó con el descubrimiento de una placa recordatoria en homenaje a las hermanas Elena y Marta Otero, a cargo de las autoridades del establecimiento y miembros del Círculo de ex Alumnos (CENSPA)

 

 

Agradecimientos del CENSPA

El presidente del Circulo de ex alumnos de la Escuela Normal de Avellaneda (CENSPA), Dr.  Marcelo Marino, expresó su agradecimiento a la Sra. Inés Rubini, Sra. Silvia Ruiz, Sritas Candela y Barbará Blanco, Sr. Jorge Salas, Srtas. María Laura y María Gabriela Rodríguez, Sra. Gladys García, Sra. Alicia de Villanueva,  “quienes han trabajado con dedicación, esfuerzo y amor para  rendirles un merecido homenaje a la trayectoria de casi 60 años en la Escuela Normal a las Directora Sra. Elena Otero y Vice directora Sra. Marta Otero. De igual forma agradezco al  profesor Roberto Casero, Director Institucional de la ENSPA, quien  nos abrió las puertas de la escuela y puso todo a disposición para que este homenaje que realizamos, en el acto en conmemoración al día del Maestro, pueda ser posible. Agradecemos también a todas las docentes jubiladas, al personal en actividad y a todos los que participaron en el acto. Nuestra Escuela Normal de Avellaneda sigue brillando a lo largo del tiempo”, expresó.

noticias relacionadas