La Ciudad está embargada por no descontaminar el predio de Villa Lugano

La Defensoría General de la Ciudad aseguró que el gobierno porteño “utiliza el argumento de la descontaminación del terreno para pedir el desalojo cuando sufre un embargo de 29 millones de pesos por no realizar ninguna tarea de saneamiento del predio”.

La Defensoría General de la Ciudad de Buenos Aires aseguró que el gobierno porteño “utiliza el argumento de la descontaminación del terreno de Villa Lugano para pedir el desalojo cuando sufre un embargo de 29 millones de pesos por no realizar ninguna tarea de saneamiento del predio”.

Luis Duacastella, Defensor General Adjunto en lo Penal y Contravencional de Faltas, dijo a Télam que “el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad le trabó al gobierno porteño un embargo de 29 millones de pesos correspondientes a los fondos que la Ciudad recibe por el Juego, por no realizar ninguna acción de saneamiento en el terreno de Lugano ocupado”.

Duacastella explicó que la Ciudad “pone como argumento ese embargo para no realizar ninguna tarea en el terreno pero nunca presentó ningún plan de obra, por lo que el gobierno porteño utiliza la usurpación para que la Justicia le libere los fondos, una cuestión meramente económica”

Indicó además que “es de un descaro absoluto lo que el gobierno de la Ciudad está haciendo ya que tampoco cumplió el artículo 2 bis de la ley 1770, agregado en el 2007 a la norma original que fue sancionada en el 2005”.

“Esta nueva norma especificaba que el gobierno porteño estaba obligado a dar soluciones habitacionales a los habitantes de las manzanas 28, 29 y 30 de la villa 20, linderas con el predio, precisamente por el riesgo que implicaba para los niños estar cerca de un predio contaminado”, dijo el defensor adjunto.

El funcionario aseguró que muchas de las personas que están en el predio “participaron de la toma del Parque Indoamericano y no se les dio ninguna solución, otras fueron desalojadas de un complejo de viviendas en Parque Victoria al que habían ingresado ya que los destinatarios de esas casas eran otras personas”.

Duacastella detalló que muchos de los ocupantes que están en el predio son “casi todas familias jóvenes, son chicos de segunda o tercera generación en la villa, casi todos conviviendo en piezas pequeñas y hacinados”.

“Estas familias ya no pueden pagar el alquiler de una pieza en la villa 20, que están a la altura de un monoambiente en Barrio Norte, y no existe un plan de viviendas adecuado para ellos”, sostuvo.

El defensor precisó que en el lugar “hay mujeres embarazadas, chicos discapacitados y un desalojo violento sería terrible en este momento. Afortunadamente contamos con un juez que está dispuesto a dar todos los tiempos necesarios porque es un magistrado que se crió en Villa Lugano y conoce la problemática de la villa”.

noticias relacionadas