Instituto Victoria Ocampo:  25 años de excelencia educativa

El Instituto Victoria Ocampo (IVO) de Villa Dominico cumplió 25 años formando nuevas generaciones. De aquel comienzo en 1994 con cerca de cien “jardineritos” que daban sus primeros pasos en el nivel inicial, llegó a este presente con 1.300 alumnos en los tres niveles de enseñanza, consolidando su oferta educativa y también superando los escollos económicos que el país siempre presenta.

“Empezamos en marzo de 1994 con las actividades de Nivel Inicial, con cien alumnos y fue un año de mucho éxito”, contó a La Ciudad Nélida Carrubba, directora general y directora de Primaria, quien resaltó que el proyecto educativo que pusieron en marcha en ese entonces fue muy valorado por los padres.

Los comienzos no fueron azarosos ni producto de la casualidad, sino que Carrubba ya tenía una vasta experiencia en el ámbito educativo, tanto como docente como a nivel dirigencial, ya que se desempeñaba como directora de una escuela de gestión estatal.

Ese trayecto educativo le permitió cosechar otros conocimientos que pudo volcar a las aulas del Instituto Victoria Ocampo, el cual, sin duda, fue uno de los secretos del emprendimiento, hoy ya consolidado en la ciudad.

La identificación de las familias con el Instituto en aquellos primeros años también jugó un papel importante en el crecimiento que experimentó la institución. A medida que veían el crecimiento de sus hijos y analizaban cómo seguir con la escolaridad, los propios padres fueron los que consultaron sobre la posibilidad de empezar con el nivel primario.

Carrubba recordó que “los padres de los alumnos que estaban en Sala de 5 nos pidieron que continuáramos; tuvimos que salir corriendo a buscar en la zona un espacio que sea cercano al jardín, porque sabíamos que los vecinos no querían vender las propiedades linderas por lo que ahí no se podía hacer”.
Y fue así como a la primera sede de Barceló 135, se le sumó la de avenida Belgrano 4249, a pocos metros del Jardín. “Se consiguió este espacio que fuimos ampliando con el correr del tiempo, adicionándole propiedades laterales y construyendo hacia arriba en la medida en que fuimos creciendo, que de hecho fue de una manera muy vertiginosa”, relató Carrubba.

“Venían grupos muy numerosos de otras escuelas que estaban interesados en acceder a la nuestra -agregó – por lo tanto se completó rápidamente lo que fue en ese momento el EGB 3, que después pasó a ser Polimodal y luego Secundaria”.

En estos años, el Instituto Victoria Ocampo atravesó todos los cambios que a nivel educativo se fueron dando en la Provincia de Buenos Aires, por lo que, antes de iniciar el Nivel Medio, hubo que adaptarse al EGB 3 donde a la primaria se le había agregado séptimo, octavo y noveno año como tercer ciclo.

“Eso fue rápidamente completado hasta que después pasamos al Polimodal y a la Secundaria actual”, resumió Carrubba sobre aquellos cambios a los que debieron dar respuesta.

 

Mirada del IVO
Consultada sobre la mirada que el IVO tiene sobre la educación, su directora general remarcó la elección de un nombre “muy potente” como Victoria Ocampo para bautizarlo, que “de alguna manera fue la brújula y el motor que nos anima siempre a desafíos importantes que tienen que ver con calidad educativa y con estar a la vanguardia de todas las innovaciones”.

“Ese es el espíritu de la escuela – sostuvo – una escuela en valores, una escuela que está actualizada y pendiente de los cambios que se van produciendo para incorporarlos, que privilegia la relación y el vínculo con los alumnos y las familias”.

En ese sentido, remarcó que está presente todo lo académico como lo recreativo y actividades complementarias porque entienden en el IVO que “la educación de excelencia debe ser integral” y que “si bien la excelencia es una utopía, al mismo tiempo direcciona”.

“En estos tiempos de cambios tan veloces, estamos atentos a cómo hay que formar a jóvenes del Siglo XXI para que tengan las herramientas indispensables para desenvolverse”, expresó Nélida Carrubba.

 

Relaciones con la comunidad
Los valores no solo están inculcados “puertas adentro”, sino que el IVO sale a la comunidad a transmitirlos y, en ese marco, apadrina escuelas de frontera para las cuales los alumnos del Instituto organizan campañas solidarias.
El Secundario trabaja además con organizaciones como Sur Solidario, con comedores escolares y tiene una comisión que se vincula con los grupos que necesitan atención.

“Una de las cosas que se hace es festejar los cumpleaños de los chicos de esas comunidades y nuestros alumnos se encargan de preparar actividades recreativas, de llevar los alimentos y las golosinas para pasar un grato momento”, explicó.

“Han trabajado en geriátricos con distintas actividades, cuando llega Navidad, nosotros cumplimos los deseos de los niños a los cuales apadrina Sur Solidario, que escriben sus cartitas con los pedidos”, detalló.

Funcionamiento
El Instituto funciona en dos turnos, con jornada extendida porque cuenta con Inglés Intensivo y una área de Tecnología y Robótica.

Además, se puede optar por el servicio de jornada completa, por lo que hay alumnos que se retiran a las 15 y otros a las 16.50 horas.

“Además, se les ofrece el servicio de comedor y todo lo que la familia demande en cuestiones más específicas que hay que contemplar”, contó Carrubba.

Cabe destacar que en la sede de avenida Belgrano, el IVO tiene dos alas, una para el funcionamiento de la Primaria y otra para el Secundario y un salón de actos y para actividades deportivas que está en el mismo edificio pero sobre la calle Barceló.

Graciela Carrubba es la directora del Nivel Inicial desde la fundación, la cual está acompañada por Graciela Marino como Vice; mientras que el Primario está a cargo de la mencionada Nélida Carrubba y Nélida López, como directora y Vice, respectivamente. Por otra parte, la directora del Secundario es Verónica Caputi, secundada por Luz Nievas

 

Festejos
Si bien las Bodas de Plata fueron en marzo y los festejos se vienen realizando durante el año con distinta actividades, la celebración “oficial” por el 25º aniversario será en septiembre, mes del “Día del Maestro”.
“Lo festejamos en ese mes porque la fundación de la escuela está ligada a lo vocacional, a este sentimiento que trae aparejado el desafío de fundar el establecimiento y está ligado totalmente con el quehacer docente”, sostuvo Carrubba.

“Somos una familia de docentes y lo que nos movilizó a fundar la escuela fue un objetivo profesional, de mayor placer en hacerlo y en lograr los resultados que, a lo mejor, en su proyecto privado, pueden ser más elevados”, expresó la directora general del IVO.

Finalmente, Carrubba hizo hincapié en que llegaron a estos 25 años con “el espíritu intacto en cuanto al entusiasmo que nos despierta estar en vigencia y seguir siendo elegidos por la comunidad”.

noticias relacionadas