Impusieron el nombre «Javier Villafañe» al Jardín de Infantes Nº 928 de Sarandí

Las autoridades del establecimiento educativo impusieron el nombre en homenaje al reconocido titiritero argentino fallecido en el año 1996.

Con un emotivo acto, que se desarrolló en la mañana del martes último, las autoridades del Jardín de Infantes Nº 928 impusieron a ese establecimiento educativo, ubicado en la Avenida Mitre 2524 de la localidad de Sarandí, el nombre de «Javier Villafañe», en homenaje al reconocido titiritero argentino fallecido en el año 1996.

En el acto estuvieron presentes la secretaria del Consejo Escolar de Avellaneda, Silvia Maimone; las consejeras escolares Silvina Otero; Nancy Guzmán y Andrea Basile; inspectoras de enseñanza de los distintos niveles y modalidades; hijos y familiares de Javier Villafañe; directores de otros jardines de infantes del distrito y municipios vecinos, padres, docentes y alumnos.

Cumpliendo con el programa del acto escolar, hizo entrada la Bandera Nacional, portada por la alumna Valentina Viera Sacarelo y sus escoltas Agustín Martínez y Thiago Puntano, en tanto que la Bandera Bonaerense fue portada por Mia Rivero; escoltada por Dulce Sarlenga y Bruno Zarza.

Luego de las estrofas del Himno Nacional Argentino, Marcela Martinez, directora del Jardín de Infantes, agradeció la presencia de todos los presentes, a la vez que Patricia Vivian Nardielo, Vice Directora de la institución, fue la encargada de exponer datos bibliográficos de Javier Villafañe.

Pepe Quintana, amigo del artista homenajeado, también conocido como el «Trotamundo», descubrió una placa en su memoria junto a directivos del Jardín de Infantes y de los familiares del célebre titiritero, y relató a los presentes algunas anéctodas vividas junto a Javier Villafañe.

Durante el acto, Adriana Roasio, Inspectora del Nivel inicial recordó que en su formación docente, Javier Villafañe estuvo presente con sus libros de textos y destacó «que es muy bueno también de que este nombre tan importante para todas las jardineras esté permanentemente en las aulas, no solamente dentro de este Jardín, sino de todos los lugares y países que lo conocieron», dijo Roasio.

Por su parte, el Titiritero, Julián Diana, amenizó el acto con una hermosa balada llamada «Mi profesión», la cual provocó que canten grandes y chicos con su contagiosa habilidad actoral.

Los alumnos del Jardín de Infantes Nº 928 editaron un video referente a las actividades del armado de títeres, realizadas en las distintas salitas, en homenaje al recordado Javier Villafañe.

Pocos minutos después del mediodía, y en un clima de marcada emoción, ingresó al salón de actos el mismísimo Javier Villafañe, personificado en un títere de más de 2 metros de alto, creado por Pablo Capandeguy, padre de un alumno del Jardín de Infantes Nº 928.

Por último, los presentes compartieron un lunch en un marco de calidez y camaradería entre docentes, directivos y padres de alumnos del establecimiento.

El Titiritero
Javier Villafañe (24 de junio de 1909-1 de abril de 1996) fue un reconocido titiritero argentino. Su primera función la realizó en el barrio de Belgrano el 22 de octubre de 1935y, en su carreta La Andariega, tirada por caballos, presentó su espectáculo recorriendo diferentes localidades de la Argentina y también de Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

En 1940 recibió una beca de la Comisión Nacional de Cultura para «divulgar la actividad titiritera». Acerca de este oficio publicó varios libros, entre los que destaca «Teatro de títeres». Villafañe también se dedicó a la poesía y la narración, con numerosas obras publicadas.

noticias relacionadas