Griesa rechazó el pedido de los buitres

El juez neoyorquino, Thomas Griesa, rechazó el pedido de los fondos buitre de retrasar la próxima audiencia, al confirmar que el encuentro para analizar el fin de las medidas cautelares solicitado por Argentina seguirá siendo el próximo martes, y pidió a las partes que conozcan sobre la “disposición” de su juzgado de “arribar a una pronta resolución” del tema en cuestión.

La decisión de Griesa significa un nuevo revés para los principales fondos buitres que aún no cerraron un acuerdo con el gobierno, y que buscaban aplazar los tiempos por considerar que el cronograma establecido por el magistrado era “apurado” e “innecesario”.

En su respuesta, Griesa señaló que todos los demandantes tuvieron notificación sobre la moción de Argentina que solicita dar de baja las medidas cautelares que le impiden pagar a sus bonistas reestructurados, desde el 11 de febrero de 2016, y que desde entonces “muchos demandantes presentaron informes voluminosos sobre el tema tanto en este tribunal como en la corte de Apelaciones”.

Asimismo, y tal como se indica en la orden de ayer de dicha corte, las partes pueden presentar más informes, “si lo desean”, hasta el medio día del 29 de febrero, dijo Griesa aclarando que antes de que se emita cualquier orden formal sobre el pedido de Argentina, todas las partes van a haber tenido “una oportunidad significativa de ser escuchados tanto oralmente como por escrito”.

Por último, el juez del distrito sur de Nueva York, recordó que “a la luz de las circunstancias subyacentes a este litigio, es deseable que todas las partes sepan la disposición de la corte respecto de las medidas cautelares y de arribar a una pronta resolución para que cualquier orden pueda ser revisada por el tribunal de Apelaciones”.

Los representantes de los fondos buitre solicitaron el jueves a última hora retrasar la audiencia del martes a fin de contar con más tiempo para presentar su argumento de oposición al pedido de Argentina de levantar las medidas cautelares que le impiden pagar a sus bonistas reestructurados.

“El cronograma apurado, ingresado antes de que los demandantes tuvieran una oportunidad de responder” a la carta enviada el jueves por la tarde por Argentina para solicitar la audiencia, “es enteramente innecesario y elude el mandato de la corte de apelaciones”, afirmó hoy el abogado de NML, Robert Cohen.

El letrado, que realizó el pedido también en nombre de los fondos Aurelius, Blue Angel Capital, Olifant Fund y FFI Fund, se refirió así a lo expresado por el tribunal de apelaciones en una audiencia realizada ayer, en la que ordenó a la corte distrital notificar a las partes sobre la moción ingresada por Argentina para dar de baja las medidas cautelares, dándole a su vez una oportunidad a los involucrados “de ser escuchados”.

Para Cohen, el cronograma de días establecido por Griesa para llamar a audiencia y presentar los argumentos correspondientes al caso por escrito “no concuerda con el mandato de la corte de Apelaciones”, por lo que “se solicita respetuosamente que la Corte lo retire y presente uno nuevo que provea a las partes de tiempo para oponerse al pedido de Argentina”.

Asimismo, el abogado de NML solicitó que el nuevo cronograma “establezca una audiencia en una fecha razonable en el futuro después de la finalización de la presentación que permitirá a los consejeros de las partes afectadas organizar sus horarios con el fin de presentarse ante la Corte”.

Por último, al exponer sus razones para solicitar el aplazamiento de la audiencia, Robert Cohen sostuvo que la moción presentada por la Argentina para levantar las medidas cautelares, “combinada con el cronograma apresurado y reinicio de acciones judiciales, está impidiendo el proceso de acuerdo haciéndolo más pesado con preocupaciones judiciales planteadas recientemente y aún más complejo al verse obligados los individuos a girar su atención a asuntos del litigio mientras tratan de negociar una solución”.

noticias relacionadas