Francisco renovó su pedido de «paz» para las Coreas al recibir a presidente surcoreano

El clima cordial entre ambos primó desde un inicio, cuando en el primer apretón de manos Francisco le dijo que era «un placer» recibirlo.

El papa Francisco insistió hoy en su pedido de «paz» para la península coreana, tras una reunión privada de 35 minutos que mantuvo en el Vaticano con el presidente surcoreano, Jae in-Moon.

«Buen trabajo por la paz», le deseó Jorge Bergoglio a Moon al despedirlo tras la reunión bilateral de este jueves en el Palacio Apostólico.

El viaje de Moon tiene lugar tras su visita, el mes pasado, a Pyongyang, donde mantuvo su tercer encuentro con el líder norcoreano Kim Jong-un.

«Además del líder de los católicos sos un maestro para la humanidad», lo elogió el presidente asiático, que minutos antes le había regalado una escultura símbolo del «sufrimiento del pueblo coreano» y un retrato que muestra «el rostro típico de la mujer coreana».

Ayer, el secretario de Estado vaticano Pietro Parolin había pedido durante una misa -que contó con la presencia de Moon- que «también en la península coreana, tras tantos años de tensión y de división, pueda finalmente sonar completamente la palabra paz».

noticias relacionadas