El papa Francisco pidió perdón a un joven que había sido abusado por sacerdotes durante su infancia

El pontífice se comunicó telefónicamente con un joven de la localidad española de Granada que había sido abusado sexualmente por sacerdotes durante su infancia y adolescencia, hecho que había confesado días atrás en una carta que envió al pontífice, reveló hoy el sitio Religión Digital.

La semana pasada el joven, al que se identificó con el nombre ficticio de Daniel, envió una carta de cinco páginas a la atención de «Sua Santità Francesco» a la Ciudad del Vaticano en la que relató todo lo que le había ocurrido en su infancia.

Luego de leer la carta, Francisco sorprendió al joven a través de una llamada telefónica en la que le dijo: “No he podido más que emocionarme y sentir un dolor inmenso al leer tu relato”.

“Quiero pedirte perdón en nombre de toda la Iglesia de Cristo. Perdona este gravísimo pecado y gravísimo delito que has sufrido.

Perdona, hijo mío, tanto dolor ocasionado y tanto como habrás sufrido. Estas heridas hacen que la Iglesia se resienta al completo. Cuentas con todo mi apoyo y el apoyo de toda la Iglesia”.

Asimismo, según el sitio español Religión digital, fuentes cercanas a Daniel informaron que el Papa le dijo: «Doy gracias a Dios porque conserves la fe y continúes en la Iglesia» y le pidió que rezara por él.

«Igual que yo lo haré, sin duda, por ti, tu familia y el resto de víctimas de este grave delito cometido por sacerdotes. Te mando mi bendición y el apoyo de la Iglesia al completo».

Luego del llamado, Francisco invitó a Daniel a participar en la comisión de víctimas de abusos por parte de sacerdotes, presidida por el cardenal Sean Patrick O’Malley, que volverá a reunirse a principios de diciembre.

El pasado 11 de abril el Papa pidió perdón, en nombre de toda la Iglesia, por los casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes, y se comprometió a «no dar ningún paso atrás respecto a la postura» que tomarán «para corregir este problema y las sanciones» que impondrán.

noticias relacionadas