¿El tránsito está pesado? Una balanza argentina ahora lo mide

Desarrollada por el INTI-Córdoba, el dispositivo monitorea y analiza el tráfico vehicular de las rutas sin necesidad de que autos o camiones detengan su marcha. Ahora, buscan que empresas locales lo fabriquen. En la foto sensores de la balanza que pesa el tránsito de rutas en movimiento.

(Agencia CyTA-Instituto Leloir)-. Una balanza que permite monitorear el flujo de cargas de la totalidad del tránsito que circula por una ruta, sin que sea necesario que los automóviles y camiones se detengan, fue desarrollada por el Laboratorio de Desarrollo en Electrónica e Informática del INTI-Córdoba. Si bien existen equipos similares en el mundo, su costo es muy elevado.

“El sistema permitiría a los organismos encargados del diseño, construcción, mantenimiento y gestión de las vías de comunicación (como Vialidad Nacional y las vialidades provinciales) monitorear y analizar el tráfico vehicular de las rutas, y entre otras cosas, estimar la vida útil de las mismas”, indicó a la Agencia CyTA José Amado, responsable del laboratorio que también está integrado por Daniel Puntillo, Cristian Caniglia, Javier Jorge y Luis Chalimond.

La balanza dinámica puede determinar el número de camiones que circula por una ruta, sus horarios habituales y si están excedidos en carga. “Es decir, permite observar el buen o mal uso de la ruta”, subrayó Amado.

En caso de realizar un control con balanzas estáticas se deben detener todos los camiones, con el congestionamiento que eso implica. Pero el proyecto, qué cuenta con el apoyo de la Dirección de Vialidad de Córdoba, tiene otros beneficios: permite sustituir importaciones, reducir sensiblemente los costos y desarrollar conocimientos para que empresas de nuestro país puedan fabricarlos.

¿Cómo funciona la balanza dinámica? Se instalan tres sensores en la carpeta asfáltica de la ruta cuyo tráfico se desea monitorear, los cuales emiten una cantidad de carga eléctrica proporcional al peso de la rueda que los ha pisado. “Las señales de los tres sensores son procesadas convenientemente y en base a esto, se calcula el peso del vehículo. Además se determina el tipo de vehículo sensado, la cantidad de ejes, la velocidad, el día y la hora del evento, entre otros datos”, explicó Amado. La información se puede recolectar en forma local en el equipo o bien puede enviarse en forma automática mediante la conexión de un modem de alguna compañía de telefonía celular, y de allí, vía internet, a algún dominio determinado.

Ya se cuenta con un prototipo que ha soportado muchas mediciones de campo con todas las funciones implementadas y muchas de ellas validadas en campo y en laboratorio. “Toda la tecnología está lista para ser transferida a empresas que deseen seguir evolucionando el sistema, producirlo y comercializarlo, tanto para Argentina como para otros países”, concluyó Amado.

Créditos: INTI-Córdoba.

noticias relacionadas