El terremoto dejó nueve muertos y declararon el duelo nacional en España

Nueve muertos, 293 heridos, y daños en el 80% de las viviendas de Lorca, donde ya no quedaban desaparecidos, es el resultado de los dos terremotos que sufrió ayer ese municipio de la región de Murcia, en España, según el último balance suministrado por las autoridades.

Todos los muertos fueron causados por el segundo de los sismos, de 5,2 grados en la escala Richter, lo mismo que los derrumbes y destrozos en edificios, vehículos, calles y rutas, ya que el primero, de 4,4 grados, sólo generó alarma en la población y pudo haber afectado estructuras edilicias.

A los ocho muertos registrados hasta este miércoles, se sumó el deceso de una mujer de 41 años, que estaba internada en terapia intensiva en el Hospital Virgen de la Arrixaca, de Murcia, con un traumatismo craneoencefálico severo y era uno de los tres heridos graves por el sismo.

Los restantes heridos graves, otra mujer y un niño, «evolucionan favorablemente», dijo a la prensa la consejera de Sanidad del municipio, María Angeles Palacios.

En el centro de la ciudad se observaban edificios derrumbados, otros inclinados o con numerosas grietas y decenas de automóviles semidestruidos o dañados.

En las entradas a los inmuebles, los servicios técnicos colocaron carteles verdes, para los considerados seguros, negros o rojos en los que se prohibía el acceso, y amarillos en los que se autorizaba a los dueños a entrar pero no quedarse, debido a falta de seguridad.

El alcalde Lorca, Francisco Jódar, manifestó que su ciudad «parece Beirut con todo por los suelos y las grietas enormes por las paredes», además de anunciar tres días de luto oficial, lo mismo que el gobierno de la región de Murcia.

A nivel nacional, el duelo es de dos días, según lo anunciado por el vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien también afirmó que el gobierno español aprobará mañana un plan de ayudas económicas para las familias y empresas afectadas por el terremoto.

En ese paquete de medidas a aprobar por el Consejo de Ministros figura el otorgamiento de unos 18 mil euros a cada familia de los fallecidos y otras sumas a los heridos de gravedad por el terremoto.

El presidente del Ejecutivo español, José Luís Rodríguez Zapatero, también aseguró su gobierno aprobará las «medidas necesarias» para la reconstrucción de Lorca, donde los daños causados por el terremoto, consideró, son «considerables».

En declaraciones formuladas a la prensa en el Congreso de Diputados de Madrid, el líder socialista aclaró que no iba a «regatear ningún medio económico para la tarea de la reconstrucción» de la ciudad.

Más de 20 mil personas pasaron la noche fuera de sus viviendas, debido a que el 80% de los edificios sufrió destrucción o daños y también por temor a replicas del sismo, aunque algunas comenzaban hoy a retornar a sus hogares, previa autorización técnica.

Ante esa situación, Rubalcaba anunció que se habilitarán unas 3.500 camas en las bases militares cercanas a Lorca, en tanto la Cruz Roja distribuyó 7.000 frazadas, 800 tiendas de campaña, agua y comida.

En el recinto ferial del municipio, la Huerta de la Rueda, también se instalaron tiendas de campaña, con capacidad para recibir a unas 10 mil personas.

Muchas de las tiendas de campañas fueron ocupadas por inmigrantes africanos y sudamericanos, quienes contaban con una sola vivienda o no tienen familia fuera de Lorca, por lo que no pudieron irse de la ciudad como lo hicieron muchos españoles que se fueron a la zona rural.

El funeral de las víctimas del terremoto se hará en forma conjunta, según lo acordado con sus familiares, y contará con la presencia de Zapatero y los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia.

El oficio fúnebre, en el que se prevé la presencia de miles de personas, se celebrará por la mañana en el recinto ferial de Santa Quiteria.

noticias relacionadas