El presidente de Paraguay aseguró que seguirá gobernando normalmente

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, aseguró ayer en un mensaje que envió desde el hospital en que es asistido en Brasil, que seguirá gobernando normalmente pese al cáncer que lo aqueja.

Lugo está internado en el hospital Sirio-Libanés, de San Pablo, para la realización de nuevos estudios y una primera sesión de quimioterapia luego de que le fue diagnosticado la semana pasada un linfoma maligno.

El presidente dijo en su mensaje que «reiteradamente» preguntó a los médicos que lo atienden en qué medida influirá en su tarea la quimioterapia.

«Todos me respondieron reiteradamente que podré llevar una gestión normal», manifestó, lo cual, dijo, le causó gran alivio porque quiere entregarse «plenamente» a su tarea de gobierno, difundió Ansa.

El 15 de agosto se cumplirán dos años de su asunción como presidente, fecha que Lugo califica como «de alto simbolismo» ya que recuerda «la necesidad de seguir construyendo el cambio que no se detiene en Paraguay».

El vocero presidencial, Augusto dos Santos, quien acompaña al presidente, informó que se espera una decisión acerca de si Lugo se someterá en esta ocasión a la quimioterapia.

Anunció además que el mandatario retornará a Paraguay el viernes y cumplirá su primera actividad el domingo, en el IV Foro Social de las Américas, que culminará ese día en Asunción.

En la nota, el presidente paraguayo agradeció «los innumerables gestos de solidaridad» que recibió desde que se le diagnosticó el linfoma, la semana pasada: «Muchas gracias y prometo honrar plenamente esta expresión de afecto».

Por otra parte, Lugo recibió ayer la visita del vicepresidente de Brasil, José Alencar, quien se somete a sesiones periódicas de quimioterapia para tratar un cáncer abdominal que padece desde hace más de diez años.

Según la Presidencia paraguaya, Alencar expresó a Lugo «su saludo y solidaridad en nombre del gobierno brasileño», y «expresó su confianza en que las tareas del mandatario se desarrollarán normalmente».

Lugo, a su vez, «aprovechó la ocasión para expresar su gratitud por la solidaridad demostrada por el gobierno brasileño apenas aparecida la información sobre su estado de salud», finalizó la nota.

noticias relacionadas