El Gobierno minimizó la importancia de la mejora en la calificación de la deuda tras el canje

El ministro de Economía, Amado Boudou, minimizó la importancia que tiene la mejora de la calificación de la deuda argentina realizada por Fitch, al recordar los errores de esas compañías en ocasiones anteriores. «La nota no tiene nada que ver con los datos macroeconómicos del país», dijo.

Las declaraciones fueron dadas a la prensa luego de asistir a la ceremonia en la que Horacio Diez asumió como nuevo subprocurador del Tesoro.

Boudou dijo que «nuestra visión acerca de la calificadoras no cambio» a pesar de que le subieron la nota, y recordó que esas empresas, en ocasiones anteriores «asignaron mal los recursos a los distintos países».

«Que nos hayan aumentado la nota no cambia nuestra visión» sobre el tema, dijo el ministro y adelantó que desde el Gobierno «vamos a llevar el mismo planteo al G 20» en torno a que las calificadoras no deben ser tenidas para las emisiones de deuda, además de plantear la necesidad de una reforma del sistema financiero.

La agencia Fitch destacó que entre la operación de 2005 y la de este año se reestructuró más del 90% los pasivos; «Esto es un paso positivo hacia la normalización de la relación con los acreedores».

Ante esto, la calificadora, una de las mayores a nivel global, informó que decidió mejorar la calificación de la deuda de Argentina, es decir, de las posibilidades de pago del país frente a sus compromisos en moneda extranjera y también en pesos.

Según indicó Fitch en su sitio Web, dispuso mejorar la calificación de la deuda argentina de «RD» a la categoría de «B», al exhibir una «perspectiva estable» este tipo de colocaciones.

En el caso de la deuda en moneda local, Fitch también dispuso elevar su calificación a «B» desde el anterior «B-».

noticias relacionadas