En medio de una seguidilla de entredichos judiciales con su ex esposa, recién sobreseída en una causa por retención del objetos personales del futbolista, Maradona pidió la anulación de este documento, que -según dijera en su momento- habría firmado en contra de su voluntad, informó hoy el diario Popular.

 

Para la ley argentina, una porción de la herencia puede designarse a herederos específicos. El ex jugador había destinado el porcentaje máximo legalmente permitido a sus hijas Dalma y Gianinna, beneficiándolas por sobre sus hijos extramatrimoniales Diego, Jana y Diego Fernando. Tras la anulación, todos están en igualdad de condiciones ante la ley para heredar.

Según afirmara el mismo Maradona en declaraciones de prensa, decidió la nulidad del testamento molesto con sus hijas por haber tomado partido por su madre durante el divorcio.