Cayó el revoque de un balcón de un edificio de Barracas

Un edificio con rajaduras importantes en el barrio porteño de Barracas movilizó este miércoles a la Guardia de Auxilio de la ciudad, ante una denuncia vecinal de desprendimiento de mampostería de un balcón del primer piso.

La alarma se declaró en torno del viejo edificio de dos plantas del 405 la avenida Regimiento de Patricios, que divide los barrios de La Boca y Barracas, en la esquina con la calle Arzobispo Espinosa, según precisó una fuente policial.

La oficina de prensa de la Policía Federal confirmó a Télam las llamadas que advertían del supuesto riesgo edilicio.

Sin embardo, el arquitecto Gustavo Motta, de la guardia de emergencias porteña aseguró que “no se observan signos de desprendimientos recientes, a pesar de las rajaduras en la fachada”.

“Esta es una construcción de noventa años o más, tiene paredes de 45 centímetros y esas rajaduras que se ven desde afuera parecen grandes pero no están afectando la estructura, además inspeccionamos los departamentos y los ocupantes han realizado tareas de mantenimiento que mantienen sólida la construcción”, diagnosticó Motta.

La guardia tenía previsto un cateo preventivo de la fachada para asegurarse de que no hubiera riesgo alguno de desprendimientos sobre la vereda.

En la planta baja del viejo edificio funciona la biblioteca “Los libros de la esquina”, cuyos integrantes deslizaron una explicación alternativa de la situación creada: “Fue algún vecino que no nos quiere para que nos vayamos”, dijo sin querer identificarse.

En apoyo de esa hipótesis, poco después, en el balcón del primer piso apareció un cartel artesanal que decía: “Lo que se cae es el sistema”.

Al lugar acudieron la Guardia de Emergencias porteña, los bomberos voluntarios del barrio, la Policía Federal y la Metropolitana.

noticias relacionadas