Bomba contra Lula: su ex ministro de Hacienda lo acusa de negociar casi 100 millones de dólares con Odebrecht para el PT

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue acusado hoy por su ex ministro de Hacienda Antonio Palocci, preso en la Operación Lava Jato, de haber hecho un «pacto de sangre» con la constructora Odebrecht por casi 100 millones de dólares para abastecer ilegalmente al Partido de los Trabajadores (PT).

Así lo informaron los abogados de Palocci, también ex jefe de gabinete de la ex presidenta Dilma Rousseff, quien declaró ante el juez Sérgio Moro y encendió una nueva bomba política en la crisis brasileña, que en vez de detenerse, con el tiempo tiene mayor impacto. El ex ministro, preso por corrupción a raíz del capítulo Odebrecht dentro de la Operación Lava Jato, también dijo que uno de sus asesores, Branislav Kontic, le llevó al Instituto Lula unos 4 millones de reales (unos 1,2 millones de dólares) en efectivo al ex presidente.

Kontic dijo, en cambio, que ese dinero fue una donación oficial y registrada hecha por Odebrecht al Instituto Lula después de que dejara la presidencia. «Está registrado», dijo Kontic.

Palocci declaró en una causa en la cual Moro investiga al ex presidente que gobernó entre 2003 y 2010 por un terreno que delatores de Odebrecht dijeron que la empresa había comprado para colocar allí una nueva sede del Instituto Lula. El ex ministro dijo que ese terreno era parte de los sobornos, aunque nunca se construyó el Instituto Lula. Palocci narró que ese supuesto pacto propuesto por el patriarca de la mayor empresa constructora de América Latina, Emilio Odebrecht, fue aceptado por Lula.

noticias relacionadas