Balearon a tres gendarmes que custodiaban un predio y el juez dijo que no permitirá su ocupación

Los gendarmes, quienes se encuentran fuera de peligro, fueron atacados en la tarde de ayer cuando custodiaban un predio que perteneció a la Asociación de Curtidores bonaerenses, en Villa Diamante, Lanús. Tras la agresión, el juez federal Luis Armella aseguró que no permitirá que «nadie ocupe ese lugar porque allí se realizan obras para sanear el Riachuelo».

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Seguridad confirmó que los gendarmes «resultaron con heridas de bala, a consecuencia del ataque con un grupo de personas que intentaba ocupar un terreno ubicado en la proximidad de la Cuenca Matanza-Riachuelo a unos 1000 metros del Puente de la Noria».

Según informó oficialmente la Dirección de Comunicación Institucional de esa cartera, la Gendarmería Nacional está a cargo de la seguridad de este predio de 44 hectáreas.

Ese operativo, del cual participan 150 hombres, fue dispuesto en cumplimiento de la resolución del Juez Federal de Primera Instancia de Quilmes, quien ordenó liberar el «camino de sirga», un espacio sobre el borde del predio, que es objeto de intrusiones de manera reiterada.

Los tres gendarmes heridos, que recibieron proyectiles de armas de fuego en la ingle, tobillo y muslo respectivamente, se encuentran fuera de riesgo y fueron trasladados de urgencia al hospital Evita de Lanús.

Luego del ataque, el juez federal de primera instancia de Quilmes, Luis Armella, que ordenó la custodia del predio de Lanús, aseguró que no permitirá que «nadie ocupe ese lugar porque allí se realizan obras para sanear el Riachuelo».

Armella confirmó a Télam que el sábado pasado dispuso el desalojo del lugar, ubicado en la proximidad de la Cuenca Matanza-Riachuelo a unos 1.000 metros del Puente de la Noria.

“Este juzgado tiene un compromiso asumido para que nadie pueda apoderarse de la tierra por la fuerza», aseguró el magistrado.

De esta manera, Armella hizo referencia a los hechos ocurridos ayer cuando tres gendarmes que custodiaban el predio ubicado en Olazábal al 500 de la localidad bonaerense de Villa Diamante, fueron heridos a balazos por un grupo de personas que intentaba ocupar el lugar.

Además, el juez explicó que “en esos terrenos se va a instalar una planta de tratamiento y saneamiento de los desechos de las curtiembres, y este juzgado acata y defiende el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordenó políticas para el saneamiento del Riachuelo”.

Armella precisó además que el predio es propiedad de la empresa AySA y que, ante distintos intentos de ocupación, se ordenó la presencia permanente de Gendarmería en el lugar.

“Lamentamos lo sucedido hoy con estos gendarmes que fueron baleados y estamos recopilando información y trabajando para esclarecer los hechos”, señaló el magistrado.

En tanto, el Ministerio de Justicia y Seguridad de la provincia de Buenos Aires informó que los agentes que resultaron heridos «no pertenecen al grupo de operaciones del Plan de Protección y Seguridad Ciudadana en el conurbano bonaerense acordado ayer con el Gobierno Nacional».

“Los agentes se desempeñan, desde mediados de 2009, en la custodia de un parque de 44 hectáreas, perteneciente a la ACUBA, momento en que el juez federal de Quilmes, Luis Armella, había ordenado el desalojo del predio», informaron.

Según la cartera bonaerense, se trata de «alrededor de cien gendarmes que cumplen servicio adicional para la custodia de esta propiedad situada en Villa Diamante, y que además, deben garantizar que se pueda construir un muro de dos metros y medio de alto que evite futuras intrusiones».ordenado el desalojo del predio, ya que se encontraba usurpado por unas 70 personas, para ser reintegrado a la propiedad del Gobierno provincial.

noticias relacionadas