Asesinan a un policía que resistió a un robo en Florencio Varela

Un suboficial de la Policía bonaerense fue asesinado cuando quiso defender a su madre durante un asalto en un comercio de la localidad de Florencio Varela y por el hecho fueron aprehendidos dos jóvenes, informaron fuentes de la fuerza.

El crimen ocurrió a las 12.45 en la calle 517, a la altura del 4043, esquina Humahuaca, de esa localidad del sur del conurbano, donde funciona una librería y perfumería en lo que antes era la cochera de la casa y en los fondos hay una vivienda.

La víctima fue identificada por las fuentes como el sargento Diego Matías Burgos (32), quien trabajaba en la estación Avellaneda de la Policía Buenos Aires 2 y en ese momento se encontraba franco de servicio en la casa de su madre, con quien vivía.

Fuentes de la Jefatura Distrital Florencio Varela indicaron a Télam que todo se inició cuando dos ladrones que llegaron en bicicleta ingresaron al local interesados en una mochila y fueron atendidos por la madre del policía.

Los delincuentes extrajeron un arma y manifestaron que se trataba de un robo, lo que fue escuchado desde la vivienda del fondo por el sargento.

Según lo que pudo reconstruir la Policía, Burgos apareció en el local dando la voz de alto, sacó su arma reglamentaria pero aparentemente no llegó a dispararla y entonces recibió como respuesta un balazo que le ingresó en la sien derecha.

El policía, que era soltero y no tenía hijos, murió en pocos minutos en el lugar, antes de que pudiera ser asistido por médicos, y la pistola calibre 9 milímetros quedó tendida al lado de su cuerpo.

En tanto, los dos asaltantes escaparon corriendo del comercio y olvidaron allí las dos bicicletas color azul y violeta con las que habían llegado, detallaron los voceros.

Poco después, en base a datos aportados por vecinos del barrio, la Policía aprehendió a dos jóvenes como sospechosos del crimen durante un allanamiento en una casa del barrio “Pico de Oro”, situado a ocho cuadras del lugar del homicidio.

Un vocero detalló que en una vivienda se encontró un revólver calibre .22 marca “Rossi” envuelto en una remera manchada con sangre.

Ambos elementos serán sometidos ahora a peritajes para determinar si con ese arma se mató al efectivo y a quién pertenece la sangre.

“Estamos convencidos de que son los autores del hecho. Ya se reunieron varias pruebas en su contra para presentarlas al fiscal”, dijo uno de los investigadores, que precisó que aún no se pudo establecer si los detenidos tienen 18 años o menos.

El caso es investigado por el fiscal Hernán Daniel Bustos, en turno en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Florencio Varela.

Burgos es el séptimo policía asesinado en lo que va del año en asaltos ocurridos en la provincia de Buenos Aires.

Los otros seis casos ocurrieron durante el mes de enero en Villa Tesei, Remedios de Escalada, La Matanza, Quilmes, Banfield y San Francisco Solano y tuvieron como víctimas a tres policías bonaerenses y tres de la Federal.

noticias relacionadas