Argentina sufrió una dura derrota en Dublín ante Irlanda

Los Pumas, el seleccionado argentino de rugby, sufrió este mediodía una dura derrota ante su par de Irlanda, por 46 a 24, en el encuentro que cerró una mini gira de tres presentaciones por Europa, después de su participación en el Rugby Championship.

El cotejo se disputó en el Aviva Stadium de la ciudad de Dublin y con ello el combinado albiceleste terminó una serie que incluyó un triunfo sobre Gales (26-12), en Cardiff, y una caída ante Francia (22-39), en Lille.

De esta manera, el conjunto de Santiago Phelan cerró en forma negativa una temporada en la que experimentó un saludable despegue, a partir de la inserción internacional en un certamen de jerarquía como el denominado Cuatro Naciones, en donde compitió con potencias de la talla de Nueva Zelanda, Sudáfrica y Australia.

Los Pumas ofrecieron en la tarde-noche de Dublin su peor producción anual. El equipo argentino estuvo flojo en la contención (se falló en los tackles a los adversarios casi sistemáticamente) y no tuvo velocidad en el traslado, proponiendo un juego previsible de manos. Además algunas pérdidas generaron réplicas que fueron muy bien aprovechadas por un rival que estuvo particularmente certero.

En el arranque nomás, a los 11m., el apertura Jonathan Sexton habilitó a Craig Gilroy y el número 11 irlandés apoyó la pelota en el ingoal adversario. Fue el primero de los siete tries que finalmente consiguió el conjunto local.

El tucumano Nicolás Sánchez descontó de inmediato con un penal, pero Irlanda volvió a distanciarse con otro try, esta vez de Sexton.

La marca argentina continuaba mostrando desacoples, los jugadores irlandeses `sobraban` por los costados y los tries (cuatro en apenas 32 minutos) llegaban como lógicas consecuencias. Entonces, el marcador con el que se cerró la primera parte (24-9) hasta pareció un premio, en virtud de la enorme diferencia, por ejemplo, que existió en la posesión de la guinda (71 contra 29 a favor de Irlanda).

En el segundo período, un penal ejecutado por Sánchez insinuó el camino de la recuperación (2m.). Pero Sexton, inmediatamente, marcó otro penal y la diferencia se mantuvo (27-12).

Sin embargo, a los 7m., cualquier atisbo de reacción de Los Pumas quedó sepultado con un try de Tommy Bowe, quien le ganó en la carrera a una última línea argentina, lenta e irresoluta.

A esa altura, el partido ya no era tal y el técnico Phelan, con el resultado ya sentenciado, se dedicó a ensayar variantes y a propiciar el ingreso de algunos suplentes (Agustín Creevy, Nicolás Vergallo, Nahuel Lobo, entre otros).

Hubo un nuevo try de Sexton y un séptimo de Bowe que elevaron la distancia a un humillante 46-12, cuando Los Pumas se desempeñaban con uno menos, por la tarjeta mostrada a Maximiliano Bustos, después de una agresión a un jugador rival.

Sobre el final, el equipo local se relajó y permitió primero un try de Tomás Leonardi. Ya en el último minuto, el capitán Juan Fernández Lobbe concretó otro apoyo en el ingoal adversario para `maquillar` una caída (46-24) que fue dura, se mire por dónde se la mire.

noticias relacionadas