Argentina reiteró que el desacato de Griesa no tiene efectos prácticos

El Gobierno argentino reiteró que la figura de desacato dispuesta por el juez estadounidense Thomas Griesa «no tiene efectos prácticos», tras conocerse la decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York de rechazar tratar la apelación presentada por el país, debido a que «no es una orden definitiva, y por tanto no tiene jurisdicción para tratarla».

A través de un comunicado de prensa, el Ministerio de Economía aclaró además que «el rechazo de la apelación con base en la falta de jurisdicción no es una afirmación de la orden de desacato, sino que significa únicamente que deberá esperarse a que se desarrollen los procedimientos en la Corte de Distrito para que la apelación pueda ser oída».

«Los hechos demostraron que, tal como sostuvo oportunamente la República Argentina, esta absurda decisión del juez Griesa, violatoria del Derecho Internacional Público, no tiene ningún efecto práctico sino que, por el contrario, sólo sirve para alimentar la campaña política y mediática llevada adelante por los fondos buitre y sus aliados locales contra la Argentina», sostuvo el Palacio de Hacienda.

Por lo tanto, continuó Economía, si el juez Griesa decidiera en el futuro profundizar sus medidas violatorias del derecho internacional, «la República Argentina conserva su derecho a apelarlas por las vías legales correspondientes».

Esta tarde, la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de Nueva York desestimó la presentación realizada por el gobierno argentino en lo que hace a la figura de «desacato» impuesta por el juez Griesa, al considerar que dicho tribunal «no emitió aún una orden final» al respecto.

La decisión estuvo basada en que Griesa no aplicó hasta el momento ninguna sanción contra el país, en la que refiere a su orden de «desacato» dispuesta en septiembre último, en el marco del litigio con fondos buitre.

En esa oportunidad, Griesa dijo que los funcionarios argentinos violaron sus órdenes cuando intentaron reemplazar Bank of New York Mellon a través de Nación Fideicomisos SA, como fiduciario de la deuda reestructurada.

Días después, el magistrado anunció que el país continuaría en situación de desacato hasta que confirmara al BoNY como fiduciario y finalice con Nación Fideicomisos como fiduciario de la deuda reestructurada.

A finales de febrero pasado, los abogados representantes del gobierno nacional del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton presentaron sus argumentos ante la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito, en la que sostuvieron que la decisión de Griesa resulta violatoria de la inmunidad soberana del país y contraria a la legislación en los Estados Unidos.

A su turno, los fondos buitre, con NML a la cabeza, pidieron a la Cámara superior que la misma rechace el pedido de apelación de Argentina, con lo que el país pidió luego a la misma Corte que rechace dicha moción de desestimación.

La Cámara de Apelaciones tenía previsto resolver el asunto a fines de marzo, pero pospuso su decisión hasta hoy. Sin embargo, no dio lugar al pedido de los fondos buitre de rechazar el planteo argentino.

noticias relacionadas