A una semana del derrumbe en Villa Urquiza, la Ciudad impulsará cambios en la normativa de obras

Daniel Chaín, ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad, anunció que el gobierno porteño impulsará un «cambio de normativas» en las obras, para que el responsable esté presente en las etapas de riesgo y el perito verificador lo haga durante la excavación. La semana pasada el derrumbe de un gimnasio en Villa Urquiza dejó tres muertos y 11 heridos.

La medida fue anunciada durante una conferencia de prensa en la sede de Gobierno porteño, convocada a raíz del derrumbe que causó tres muertos en Villa Urquiza.

El arquitecto Chaín contó que fueron convocadas las facultades de Ingeniería y Arquitectura de las universidades de Buenos Aires, Tecnológica Nacional y privadas, consejos profesionales, la Unión Obrera de la Construcción y Defensoría del Pueblo, para consultar acerca de «qué puede ser mejorado».

En tanto, vecinos de la Protocomuna Caballito y Salvemos Villa Urquiza reclamaban frente a la Legislatura «nacionalizar» las sanciones a los matriculados, para que quien cause un estrago en Capital Federal, no pueda ir a trabajar a una provincia.

En la manifestación, que reclamaba la modificación del código de planeamiento urbano, participaban también unos 20 jóvenes compañeros de Maximiliano Salgado, de 18 años, muerto en el derrumbe de un gimnasio, al igual que Guillermo Fede, de 37, y Luis Lu, de 23.

Chaín afirmó que «no quiere decir que terminamos el duelo, pero ya comenzamos a ver qué es lo que puede ser mejorado» y al respecto sostuvo que «parece que habrá que normar lo que ya era esperable, y se verificará a partir de las inspecciones».

Además, atribuyó a «una mala praxis» el derrumbe en el que murieron tres personas y adelantó: «Vamos a ser duros a través de sanciones y si un profesional no previene, va a ser inculpado».

El funcionario precisó que en la actualidad se desarrollan 3.800 obras en la Ciudad, y que el gobierno cuenta con unos 200 inspectores.

Entre las modificaciones, Chaín mencionó que «el perito verificador esté presente en la etapa de excavación, que hecha correctamente puede durar un mes, y que el responsable de obra se encuentre durante las etapas de riesgo, como el llenado de loza».

Las casas de estudio «forman a los profesionales, la sociedad entrega su confianza a un matriculado», y hay que perfeccionar esa responsabilidad, enfatizó el ministro.

Chaín anunció «muestreos de inspección» al azar en cualquier obra en construcción y para concluir detacó que «más de 30 profesionales intervienen en la discusión, que seguirá en el ámbito legislativo».

noticias relacionadas