Zarpó el rompehielos Almirante Irízar rumbo a la Antártida

El rompehielos Almirante Irízar inició este martes su periplo hacia el continente blanco en el marco de la Campaña Antártica de Verano luego de 10 años de inactividad. El ministro de Defensa, Oscar Aguad, encabezó la ceremonia de zarpada y homenajeó a los tripulantes del submarino ARA San Juan desaparecido desde hace más de 40 días.

Al iniciar su discurso recordó a los «44 tripulantes del submarino ARA San Juan a más de un mes de su desaparición». «Esta tragedia nos enluta a todos y ha calado muy hondo en las autoridades y toda la sociedad», pronunció Aguad en la Dársena E del Puerto de Buenos Aires junto al canciller Jorge Faurie.

Allí también brindó un reconocimiento a todas las familias de los submarinistas: «Ellos estaban cumpliendo con una misión táctica fundamental para nuestro país», señaló. «La Antártida es para la Argentina un continente estratégico», subrayó Aguad, al tiempo que destacó el trabajo conjunto entre el Ministerio de Defensa, la Cancillería y las tres Fuerzas Armadas para mantener ininterrumpidamente la presencia nacional en ese territorio.

 

«Ustedes van a demostrar que se puede hacer con gente argentina, con barcos argentinos y mano de obra argentina», enfatizó el ministro ante los hombres y mujeres embarcados. «Con su tarea -añadió- contribuyen al desarrollo científico y tecnológico de la humanidad».

Aguad acompañado por el canciller Faurie recorrió el buque y saludó a la tripulación, que colabora junto a otros medios aéreos y navales con las actividades de relevamiento de las dotaciones, abastecimiento de las trece bases nacionales permanentes y transitorias, repliegue de residuos clasificados antárticos, además de brindar apoyo logístico a las actividades científicas que se desarrollan.

 

Por su parte, Faurie destacó que «Hoy es un día particularmente simbólico porque vuelve a la actividad el Rompehielos Almirante Irízar, y para todos los argentinos es la nave insignia de la presencia argentina en la Antártida». «Estamos muy orgullosos de que ustedes puedan regresar al mar», aseguró.

Está previsto que en la primera etapa de su misión en aguas antárticas el Irízar cumpla con el reabastecimiento de combustible en las bases Esperanza, Marambio, Petrel y Orcadas, para luego continuar su navegación hacia la base Belgrano 2, la más austral de nuestro país. Allí se relevará el personal que cumplió funciones durante un año, con el apoyo de dos helicópteros Sea King que se encuentran embarcados.

Desde esta base el rompehielos retornará al puerto de Ushuaia para reabastecerse con insumos que serán trasladados en una segunda instancia hacia Marambio y San Martín.

 

Esta embarcación insignia de la Argentina al mando del capitán de fragata Maximiliano Mangiaterra se sumó a la 114° CAV luego del proceso de reparación y modernización en el Complejo Industrial y Naval Argentino (CINAR), con motivo del incendio sufrido en el año 2007.

Acompañaron al ministro Aguad el secretario de Estrategia y Asuntos militares, Horacio Chighizola; la secretaria de Servicios Logísticos para la Defensa y Coordinación Militar en Emergencias, Graciela Villata; el presidente de Tandanor, Jorge Arosa; junto al jefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA, teniente general VGM Bari del Valle Sosa, y los titulares del Ejército, teniente general Diego Suñer, de la Fuerza Aérea, brigadier general VGM Enrique Amrein, y el interino de la Armada, vicealmirante José Luis Villán.

noticias relacionadas