Ya son cinco los detenidos por balear a una mujer embarazada

Con los dos hombres detenidos esta madrugada, acusados de integrar la banda que baleó a Carolina Píparo, la mujer embarazada durante una salidera bancaria en La Plata, son cinco los integrantes de la banda que ya han sido apresados.

Luciano López, fue arrestado en el peaje de Dock Sud, partido de Avellaneda; y Juan Manuel Calvimonte de 34 años, sindicado como líder de la banda, quien fue apresado en Ciudadela.

La policía busca ahora al hombre que «marcó» a Carolina Píparo dentro de la sucursal del Banco Santander Río de La Plata, para que los «motochorros», ya detenidos, la sigan hasta su casa y le roben el dinero extraído de la sucursal.

Hasta el momento están detenidos Carlos Burgos, de 18 años, presunto autor del disparo que recibió Píparo; Stella Maris Grizzia, de 28; Jenifer López Leguina, de 19, ambas acusadas del delito de encubrimiento; Luciano López, de 18, quien manejaba la moto y Juan Calvimonte, de 34, quien conducía un automóvil que apoyaba a los delincuentes.

Una fuente judicial confirmó que López y Calvimonte serán indagados mañana por el fiscal penal de La Plata, Marcelo Romero.

Según indicaron las fuentes a Télam, durante toda la jornada de ayer, «se realizaron operativos en distintos puntos del conurbano que permitieron lograr estas dos nuevas detenciones, que conducen al esclarecimiento definitivo de éste caso».

El jueves, siguiendo expresas instrucciones del gobernador Daniel Scioli y coordinada por el ministro de Justicia y Seguridad Ricardo Casal, se conformó una mesa de crisis integrada por el jefe de la policía de la provincia de Buenos Aires Juan Carlos Paggi, los Superintendentes de Investigaciones Hugo Matzkin y de Seguridad Salvador Baratta.

Todos ellos, junto al fiscal Marcelo Romero y el juez de Garantías César Melazzo trabajan coordinadamente para la resolución del hecho para lo cual se encuentran abocados unos 300 hombres de las superintendencias de Investigaciones, de Científica y de Seguridad, apoyados por equipos aéreos y tecnológicos.

Las fuentes destacaron la colaboración de la justicia, que proporcionó todos los elementos para que la investigación se desarrollase de manera eficiente, con absoluta transparencia y sin trabas burocráticas hacia el accionar policial.

En ese sentido el gobierno de la provincia de Buenos Aires cuenta con un sistema de rastreo de comunicaciones -similar al Excalibur- denominado VAIC Telemétrico (Vínculos por Análisis Informático de las Comunicaciones) y que fue desarrollado por la Policía de la Provincia de Buenos Aires con la apoyatura de Observaciones Judiciales de la SIDE.

Esta tecnología permitió obtener eficiencia en el seguimiento y en localización geográfica para la aprehensión de los sospechosos.

En tanto el último parte medico ofrecido por el director del Hospital San Roque, Daniel Angeleri, expresa que aun no se pudo determinar si el hijo de Carolina Píparo tendrá secuelas por el ataque que sufrió su madre en un salvaje robo.

«El bebé lamentablemente sigue en estado muy crítico, con asistencia respiratoria mecánica, con situación inestable», acotó el jefe médico.

Angeleri explicó a la prensa que a los pacientes que «se los define como inestable es porque sus funciones básicas funcionan por las drogas que tiene, no tiene autonomía».

Asimismo, remarcó que «aún no se sabe si Isidro tendrá secuelas tras el disparo que recibió Carolina, su madre, quien también se encuentra internada en el hospital pero evoluciona favorablemente.

Píparo, empleada del Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense, concurrió el miércoles último a retirar 10.000 dólares y 10 mil pesos para comprar una casa y en el banco Santander Río de La Plata le dijeron que no tenían esa suma y que regresara al día siguiente.

La mujer volvió el jueves, le dieron 10.000 pesos y 10.000 dólares, y cuando se dirigía a su casa de de las calles 21 y 36 de La Plata, fue sorprendida por dos delincuentes en moto que la golpearon y luego le dispararon, tras lo cual le robaron la cartera con su dinero.

noticias relacionadas