Un ministro neuquino aseguró que siguen buscando a tres personas desaparecidas

Rescatistas continúan la búsqueda de tres personas desaparecidas que presumen están debajo de la losa del supermercado derrumbado el jueves en Neuquén, informó el ministro de Coordinación de Gabinete.

«Hasta ahora se han retirado tres cuerpos, hay otros dos cuerpos que fueron detectados anoche y que se está trabajando para sacarlos del lugar, y se sigue buscando a las personas desaparecidas que son tres más», dijo el ministro Gabriel Gastaminza a Télam.

El funcionario expresó que «según la información que nosotros hemos recogido de sus familiares, hay tres personas que pareciera que sin duda están acá».

«Después -agregó- hay otro listado de otras tres aproximadamente, que se han acercado también familiares o conocidos que presumen, que podrían o no estar acá, pero es un poco más lejano el vínculo y simplemente porque no los encuentran, presumen que pudieran estar acá», comentó.

Gastaminza precisó que las autoridades prefieren «ser muy prudentes y cautos: hasta que no terminemos de remover el último escombro, no hablar de números definitivos».
Gastaminza informó que siguen trabajando para extraer los cuerpos de dos de las cinco víctimas fatales que quedaron atrapadas debajo de la losa que colapsó el jueves pasado.

Destacó que «la tarea está centralizada en dos aspectos; una es la atención de los familiares de las víctimas y a su contención, y otro lo que son los rescatistas».

«Hemos tenido que hacer una tarea importante de apuntalamiento y a su vez de trabajo con maquinaria pesada que nos permita que los socorristas puedan trabajar con absoluta seguridad», contó.

«No queríamos arriesgar la vida de ningún socorrista. Esta construcción crujía constantemente, había peligro de mayores derrumbes y se trabajó con mucho profesionalismo, lo que nos permite actuar con eficacia, con eficiencia para poder llegar rápido a las personas que estamos buscando», dijo.

Vecinos del lugar circulan permanentemente por las cercanías del supermercado destruido, e incluso una sobreviviente del derrumbe tiene a su esposo, que también pudo salir ileso del siniestro, sumado a las tareas de los rescatistas.

Paula Bouzo estaba haciendo compras junto a su marido en el momento en que se cayó el techo.

«Estábamos comprando en la parte trasera del supermercado y escuché un estruendo, y se vino el techo abajo. Un policía que siempre hace guardia nos dijo que nos quedáramos debajo del marco de una puerta junto con otras personas, en medio del pánico que teníamos», relató a Télam.

«Entre gritos, polvo, todo oscuro, nos quedamos ahí y nos hizo salir el policía por un lugar que no sé si era una puerta o portón hacia la calle», dijo.
Dijo que «no tenía ni idea que estaba ahí esa construcción que se vino abajo. Cuando vi las imágenes en televisión de lo que se había caído, no podía creer que semejante construcción se había caído arriba nuestro».

noticias relacionadas