Suspendieron el clásico rosarino por incidentes entre hinchas y la policía

El partido fue suspendido por el gobierno de Santa Fe luego de los incidentes a tiros entre la policía e hinchas “leprosos” en el Parque Independencia, que concluyó con dos heridos y diez detenidos.

El clásico, previsto para hoy en el Gigante de Arroyito, fue suspendido por el gobierno de Santa Fe luego de los incidentes a tiros ocurridos en el Parque Independencia entre la policía e hinchas `Leprosos`, que concluyó con dos heridos y diez detenidos.

El partido amistoso iba a disputarse desde las 20.00 sin público visitante y el operativo policial montado por el Ministerio de Seguridad de Santa Fe dispuso de 700 agentes, luego de que en la previa al clásico se produjeran 9 atentados explosivos contra sitios emblemáticos de ambos clubes.

El jefe de policía de Rosario, Walter Miranda, aseguró esta noche que estaban “garantizadas las condiciones de seguridad” para que el partido se jugara en el Gigante, pero indicó que “la gente de Newell`s Old Boys son los que tomaron la decisión de no presentarse a jugar”.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Raúl Lamberto, dijo que “el hecho de esta tarde en Newell`s fue un hecho concreto” como para determinar la suspensión del partido y ratificó que “en la cancha estaba garantizado absolutamente” el operativo policial.

Los incidentes se iniciaron alrededor de las 16.30 cerca del estadio de Newell`s, en el Parque Independencia, cuando un grupo de unos 50 simpatizantes `leprosos` se trasladaron hasta avenida Pellegrini y Pueyrredón “para arrojar piedras a hinchas de Central que iban a la cancha”, dijeron a Télam fuentes policiales.

Según esas fuentes, los policías de un patrullero de la seccional 5ta. de Rosario que estaba en el lugar intentó evitar las agresiones y recibió disparos de los hinchas `leprosos`.

Un policía identificado como Pablo Orellano sufrió un tiro en el cuello y fue intervenido en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), donde se recupera “en buen estado de salud”, informó el médico de ese centro de salud, Sebastián Rena.

“Como consecuencia de esta agresión al personal policial se solicitaron refuerzos y el personal ingresó al club donde se habían escondido estos malvivientes”, explicó el jefe de Policía de Rosario, Miranda.

El funcionario también confirmó que hay 10 personas detenidas, todos hinchas de Newell`s, y que la jueza de instrucción número 2 de Rosario, Alejandra Rodenas, secuestró una pistola 9 milímetros, en el depósito de un baño de las instalaciones del Parque conocida como `La Pensión`.

Según se quejaron hinchas `rojinegros` en los medios locales, “la policía ingresó tirando” al club donde había muchos socios, entre ellos niños, disfrutando de la pileta.

Al respecto, el ministro Lamberto dijo que quiere ser “muy responsable” y que “hay que investigar porque cada uno tiene su visión”.

Añadió que “hubo disparos de arma de fuego contra la policía, que intervino y su alcance se determinará por la investigación”.
En tanto, un hincha de Newell`s fue atendido también esta tarde en el HECA con una herida de “perdigón de goma en la región del glúteo”, informó el doctor Rena.

El médico agregó que el hombre -cuya identidad no trascendió- fue dado de alta y “retirado por la policía” del hospital.

Tras la suspensión del partido se produjeron también algunos incidentes menores dentro del campo de juego del estadio de Central, cuando los jugadores salieron a realizar tareas de precalentamiento y los hinchas ingresaron para sacarles las camisetas.

El clásico rosarino no se juega desde hace dos años y nueve meses, tras el descenso de Rosario Central a la B Nacional.

El amistoso de hoy, y su revancha que debía jugarse el próximo domingo en el `Coloso del Parque` fueron organizados por la empresa World Eleven como parte de las propuestas de fútbol de verano.

noticias relacionadas