Se tensa la negociación entre la UCR y el FAP en la provincia de Buenos Aires

Las negociaciones entre la UCR y el FAP para sellar un acuerdo electoral en la provincia de Buenos Aires se empantanaron en las últimas horas por la puja por el primer lugar de la lista de candidatos a diputados nacionales, pretendido tanto por Ricardo Alfonsín como por Margarita Stolbizer para los comicios de octubre.

El radicalismo considera “arbitraria” la postura del Frente Amplio Progresista (FAP) de condicionar el acuerdo en la provincia a que Stolbizer lidere la nómina a la cámara baja y sostiene que la forma “más razonable” de zanjar esa diferencia es a través de las PASO.

“La negociación no puede pasar por imponer un candidato; es una condición de difícil cumplimentación por su unilateralidad”, afirmó el diputado nacional alfonsinista Juan Pedro Tunessi, en diálogo con Télam.

Por su parte, el titular del comité provincial Alejandro Armendáriz juzgó que, “si no hay acuerdo, lo más razonable es ir a las PASO, porque es la forma más democrática de definir” y advirtió que “no queda tanto tiempo” para resolver las alianzas, cuyo plazo está fijado para el 12 de junio próximo.

El Partido Socialista y el GEN, socios en la mesa provincial del FAP, habían acordado con Armendáriz reunirse esta semana para definir si se avanzará o no hacia un armado electoral, pero la rigidez en las posturas podría hacer naufragar las negociaciones.
Para la dirigencia del GEN, del socialismo y de Libres del Sur, todos integrantes del FAP, resulta innegociable el primer lugar en la lista en manos de Stolbizer.

El frente aspira a tener una definición antes del viernes, día en que Unidad Popular (UP), también miembro del FAP, realiza su primer congreso nacional, en el que podría anunciar su alejamiento si se concreta el acuerdo con el radicalismo.

Tunessi también cuestionó la negativa del FAP a dirimir las diferencias en las PASO y opinó que una definición de la cabeza de lista en esa instancia ayudaría a la instalación de los candidatos en el electorado.

“Invierten el argumento: quieren la alianza, pero no quieren cumplir con la ley que indica la utilización de las primarias para la selección de postulantes, en cambio nosotros priorizamos el acuerdo porque creemos que trasciende las candidaturas”, explicó Tunessi, quien participa de la mesa de negociación con el FAP.

Para el diputado nacional, sería “razonable y atractiva” una interna entre Stolbizer y Alfonsín y eso “despertaría el interés de la sociedad y le daría (a la nómina) mayor potencialidad en octubre”.

En cambio, desde el FAP, el diputado nacional Gerardo Milman consideró “sustancial” que Stolbizer encabece la lista porque así quedaría “reflejado el último resultado electoral del 2011, cuando el FAP obtuvo el segundo lugar con el 16 por ciento de los votos, por encima del 12 obtenido por la UCR”.

“No vamos a discutir, eso no nos parece constructivo”, insistió Tunessi, en respuesta a los argumentos de Milman.

Sin embargo, el radicalismo analiza un “plan B”, si el FAP insiste en no negociar el primer lugar de la lista para Stolbizer. En ese caso, según fuentes partidarias, la UCR “exigiría cuatro de nueve lugares” expectantes de la lista.

noticias relacionadas