«Se pagará de manera similar que a los acreedores que aceptaron los canjes en 2005 y 2010»

Cristina Fernández aseguró que Argentina está en condiciones de «pagarle a los fondos buitre», pero precisó que lo hará «en las mismas condiciones» que se hizo con los acreedores que aceptaron ingresar en los canjes en 2005 y 2010.

«Estamos dispuestos a pagarles a los fondos buitre, pero no en mejores condiciones que al 93 por ciento que apostó y confió en la Argentina, porque estaríamos cometiendo un gran delito; estaríamos estafando y defraudando al 93 por ciento de los acreedores que creyó en la Argentina», afirmó Cristina Fernández.

De esta manera, la jefa del Estado aludió al pedido formulado por la Corte de Apelaciones de Nueva York para que la Argentina presente antes del 29 de marzo próximo, un detalle de la oferta de canje para los fondos buitres.

Al inaugurar las 131 sesiónes ordinaria del Congreso, la Presidenta parafraseó al ex presidente Néstor Kirchner, cuando ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) advirtió que «los muertos no pagan sus deudas».

«Ofrecemos a estos fondos buitres, que reciban de la misma manera que reciben quienes hoy están cobrando, con la misma quita y en los mismos plazos. Esto es equidad y justicia», subrayó la jefa del Estado.

Subrayó que «si hay un país o una justicia o un sistema que elige perjudicar a un 93 por ciento para beneficiar a un 7 por ciento, y perjudicar las finanzas y el equilibrio financiero del mundo, empezaría a dudar si la puedo tratar del justicia».

«Hemos estado pagando y vamos a seguir pagando porque estamos dispuestos a hacerlo en las mismas condiciones que al 93 por ciento, porque sino violamos dos leyes argentinas, la del primero y la del segundo canje, y estaríamos estafando y defraudando a quienes confiaron, y a la economía argentina», puntualizó la Presidenta.

Sostuvo que «lo peor de todo es que de tener razón o de triunfar esta postura absurda del 7 por ciento que quiere condicionar al 93, si la Argentina tuviera que volver a pagar 170 mil millones de dólares, no podría hacerlo».

«Y eso es lo que quieren: que no podamos pagar», afirmó Cristina Fernández, quien consideró: «No hemos vuelto a pedir prestado y no somos negocios financiero, ese es el problema, nos quieren volver a endeudar».

Reiteró que la Argentina seguirá «pagando las obligaciones en dólares tal cual lo venimos haciendo desde 2005», y remarcó que el gobierno nacional «no va a violar ninguna ley Argentina, ni a cometer ningún fraude contra el 93 por ciento de los acreedores que creyó en la Argentina».

Sostuvo que «la totalidad del mundo debería adjudicarle importancia este tribunal» de Nueva York, porque remarcó que la Argentina es «un país que reestructuró su deuda en un 93 por ciento».

Destacó que «no hay una ley de quiebras internacional», pero señaló que «todo país tiene la suya».

En ese sentido, explicó que en las distintas legislaciones referidas a quiebras, «cuando uno reúne a la mayoría de los acreedores que está de acuerdo con la propuesta de pago, el juez la homologa».

«En nuestro país debe ser el 66 por ciento. Nosotros tuvimos una situación similar. Fuimos un quebrado pero sin ley internacional, el único, el default más grande de la historia», puntualizó Cristina Fernández. Sin embargo, advirtió que la Argentina no es el único país quebrado.

«No somos los únicos fundidos. Es muy posible que muchos países del mundo más temprano que tarde, pese a que se niegan, van a tener que reestructurar sus deudas con quitas importantes y plazos largos, porque si no ¿cómo van a pagar Grecia, España, Italia?», se preguntó la Presidenta.

Afirmó que «la situación de Argentina es un `leading case` (caso testigo), pero no solo económico, sino político», porque sostuvo que «los principales dirigentes mundiales, los titulares de los organismos multilaterales, los presidentes de los países, van a tener que definir si permiten que un puñado arruine a todo el mundo con millones de desocupados, desahuciados, que se suicidan; o van a privilegiar a sus pueblos, a sus países, a sus patrimonios».

«Eso es lo que está en juego hoy en el mundo», aseguró Cristina, quien remarcó que «la Argentina hizo un esfuerzo descomunal sin acceder al mercado de capitales, sin dejar de ser pagadores netos de los organismos internacionales. Estamos pagando regularmente nuestras deudas».

noticias relacionadas