Protesta en el hospital Fiorito de Avellaneda por el cierre del servicio de Neonatología

Trabajadores del hospital Fiorito de Avellaneda realizaron ayer miércoles una movilización en protesta por el cierre del servicio de Neonatología de ese centro de salud y la falta de personal. Está programada para este viernes a las 10 horas otra movilización con un posible corte del Puente Pueyrredón.

Los trabajadores iniciaron una marcha desde la sede del hospital, en la avenida Belgrano 850, hasta la avenida Mitre, cortando el tránsito en esa importante arteria que une Avellaneda con la Capital Federal.

 

El personal médico y auxiliar del Hospital Fiorito protestó por la falta de personal y el cierre del servicio de Neonatología, en el marco de lo que consideran una grave crisis presupuestaria que afecta a toda la salud pública en la provincia.

 

La secretaria gremial de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), Marité Sosa, informó que al cierre de ese servicio se suma también el de la sala de maternidad, que “dejó de atender porque los recién nacidos no pueden ser luego derivados a una sala que ha dejado de funcionar por falta de recursos humanos”.

 

Sosa denunció que “como los sueldos son muy bajos no hay profesionales que quieran trabajar y a los concursos no se presentó nadie” en réplica a la postura del ministerio de Salud Bonaerense, que señaló que el cierre del servicio se fundó en la falta de profesionales.

 

Sosa señaló que el este viernes a las 10:00 horas está programada otra movilización, con un posible corte del Puente Pueyrredón, que une Avellaneda con la Capital Federal.

La dirigente sindical dijo que “la protesta continuará hasta que el gobierno provincial aporte una solución al problema de toda la salud pública como el deterioro salarial y la falta de insumos y deterioro de las condiciones edilicias”.

El hospital Fiorito atendía entre 150 y 200 partos por mes y ante el cierre las pacientes son derivadas al Hospital Presidente Perón y a la Maternidad Ana Gotía, ambos de Avellaneda.

Sosa señaló que las autoridades del hospital aducen que se están haciendo obras de remodelación y sostuvo que “ésa es la excusa oficial porque el servicio se cierra por falta de neonatólogos y no porque se esté realizando ninguna refacción”.

noticias relacionadas