Procesan a dos “barras” por los incidentes en el Indoamericano

El juez de instrucción Eliseo Otero procesó, sin prisión preventiva, a dos supuestos “barrabravas” que aparecían uno haciendo el gesto de empuñar un arma de fuego y el otro blandiendo un palo y arrojando piedras contra los manifestantes en la toma del Parque Indoamericano, en el mes de diciembre último, indicaron fuentes judiciales.

En una resolución de casi una veintena de carillas, a la que Télam tuvo acceso, el magistrado responsabilizó a Julio Capella, supuesto barrabrava de Huracán y Diego Gerino, de River Plate, por el delito de “intimidación pública” y les trabó un embargo de 25.000 pesos a cada uno.

A Capella -quien aparecía haciendo el ademán de empuñar un revólver- el magistrado lo sobreseyó “en lo que respecta a la imputación que se le dirigiera por la portación de un arma de fuego sin la debida autorización legal” al no poderse probar, según el magistrado, que efectivamente tuviese una en su poder.

Capella, un trabajador municipal de 34 años y Gerino, de 33, “empleado de la Dirección General y Ferias y Mercados del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, estaban acusados de ser responsables de los episodios registrados en la tarde del 9 de diciembre último, en el Parque Indoamericano de Villa Soldati.

En esa ocasión, según Otero, “se producían desavenencias entre varias personas reunidas en torno de un conflicto relacionado con la aparente ocupación ilegal del mencionado predio”, y Capella aparecía portando “presumiblemente un arma de fuego de puño … que la habría blandido u ostentado públicamente haciendo ademanes (señales) de dispararla, de correr, de acometer, de estimular verbal y gestualmente al resto del grupo”.

Esa conducta la habría realizado para “infundir un temor público, suscitando con su actuación al tumulto, al desorden colectivo y amenazando la seguridad o la paz pública”.

Sin embargo, el juez afirmó que ello no está probado en el expediente y, en ese sentido, sostuvo que “solo diré que más allá de las sospechas iniciales ninguna prueba objetiva se ha incorporado a lo largo de la pesquisa, de modo que se encuentre justificado el avance procesal en aquel sentido”.

Respecto de Gerino, el magistrado señaló que “contribuía con la finalidad de amenazar la seguridad o la paz pública, para lo que portaba un palo de grandes dimensiones, el que blandía en forma amenazante… infundiendo un temor público, que suscitó por su actuación el tumulto, el desorden colectivo, amenazando, como se ha dicho la seguridad o la paz pública”.

“La prueba acumulada, particularmente el material fílmico, los distintos testimonios y los descargos efectuados por los imputados conforman base suficiente para llevar adelante el juicio propiamente dicho”, afirmó Otero, quien añadió que “para el dictado del auto de procesamiento basta con la valoración de elementos probatorios suficientes para producir la mera probabilidad”.

El juicio oral y público será “una oportunidad inmejorable para poner en perspectiva cada una de las circunstancias mencionadas por las partes y, en particular, ahondar sobre las causas y móviles que llevaron a los distintos grupos a protagonizar este episodio”, estimó el magistrado.

Enfatizó que “me encuentro íntimamente convencido de haber reunido elementos probatorios suficientes como para responsabilizar” a ambos.

“El resultado de aplicar el método consistente en criticar los indicios y presunciones individualmente, de modo de ir invalidándolos uno a uno y evitando su valoración articulada y contextual dentro del plexo probatorio, conduce, obviamente, a resultados absurdos desde el punto de vista de la verdad material, real e histórica, cuya reconstrucción es objeto y fin del proceso penal”, concluyó el juez.

En tanto, en otra causa que tramita en la justicia porteña y referida a eventuales contravenciones que se habrían cometido en la toma del Indoamericano, la fiscal Claudia Barcia citó nuevamente a indagatorias a los dirigentes sociales Alejandro “Pitu” Salvatierra, Diosnel Pérez Ojeda, Luciano Nardulli, Antonio Marcelo Chancalay, Noemí Mónica Ruejas y Berta Elizabeth Revilla. Según se indicó, las indagatorias se realizarán en la segunda semana de octubre.

noticias relacionadas