El presidente Macri presenció la partida del último buque que inyectaba al sistema gas importado

El presidente Mauricio Macri presenció hoy, en el puerto bonaerense de Bahía Blanca, la partida del último de los buques regasificadores que operaron en el país durante una década, y remarcó que gracias a la potenciación del yacimiento de Vaca Muerta “todos los días, estamos produciendo más gas y más petróleo”.

 

 

 

     

     El Jefe de Estado subrayó que “ahora vamos a tener energía” generada en la Argentina que permitirá ir hacia el autoabastecimiento e importar cada vez menos, y advirtió que “sin energía un país no progresa”.

     Macri formuló estos conceptos en el puerto de Ingeniero White, donde estuvo acompañado por el secretario de Energía de la Nación, Javier Iguacel; la ministro de Seguridad, Patricia Bullrich; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay.

     La partida del Example cierra un ciclo de diez años de operaciones de buques que convertían el gas licuado importado al estado gaseoso para ser inyectado a la red nacional y abastecer los picos de demanda.

     “Había venido por un invierno y se quedó diez años, costó un montón de dinero todos los días, más de 40 mil millones de pesos”, enfatizó.

     Macri subrayó que, desde diciembre de 2015, el Gobierno puso “reglas claras” para impulsar el desarrollo del país y, especialmente, la generación de energía propia que permitirá dejar de importar un producto que significaba erogar gran cantidad de divisas.

     Resaltó en ese sentido que “la inacción, la incapacidad, el despilfarro nos costaron a todos los argentinos”.

     Explicó que esos 40 mil millones de pesos representan “mil kilómetros de rutas, 1200 escuelas equipadas” o “lo que necesitamos invertir en un nuevo gasoducto entre Neuquén y Rosario”.

     “Porque ahora empezamos a tener gas suficiente para abastecer ese pico del invierno, pero falta capacidad de transporte”, añadió.

     Señaló que ese barco “tiene que ver con otra cosa que sucedió en nuestro país que fue instalar el engaño, la mentira, el decirnos que la energía era gratis y que, como el aire, podíamos consumir todo lo que quisiésemos, que nadie lo pagaba y que nunca se iba a acabar”.

     “Como siempre, la mentira tiene pata corta y ya en el 2008 hubo que traer este barco porque nos quedamos sin gas, no alcanzaba para el invierno, que es cuando más consumimos, abastecer la demanda domiciliaria y las fábricas que lo utilizan para producir”, aseguró.

       Dijo que del mismo modo “volvieron a decirnos una mentira” cuando el anterior gobierno sostuvo que el buque se quedaba por un año “porque habíamos tenido un problemita”.

     Señaló que sólo en ese año llegaron seis embarcaciones con gas comprados al exterior y “terminamos en 2013 con 42 barcos, más de 10 mil millones de dólares en importaciones vinieron por este puerto”.

     “Eso realmente fue un enorme daño para los argentinos porque significó perder el autoabastecimiento, de poder vivir con nuestra propia energía”, sostuvo.

     “¿Y por qué pasó eso? ¿Porque no teníamos energía, porque no teníamos recursos? No, los tenemos, siempre los tuvimos”, dijo.

     Señaló que los funcionarios de aquella época “no confiaron en la capacidad de los neuquinos, los rionegrinos, los mendocinos, los pampeanos que, realmente con su capacidad y su talento, podían transformar esos recursos para vivir todos los días y realmente poder desarrollarnos”.

     “Pero, por suerte, decidimos hace casi tres años emprender un cambio y confiar en nuestras capacidades, en lo que nosotros, los argentinos, podemos hacer si dialogamos y trabajamos en equipo”, afirmó.

     Señaló que a partir de la creación de las mesas de productividad y, especialmente la de Vaca Muerta, “nos sentamos Gobierno nacional, de la provincia de Neuquén, sindicatos, empresas y pusimos reglas claras”.

       “Queremos ser uno de los principales exportadores del mundo de gas y de petróleo”, remarcó el Presidente.

     Subrayó que se ha probado que el yacimiento tiene reservas de gas similar a la de Rusia, uno de los grandes exportadores, y de petróleo como Venezuela.

     “Y quiero decirles que ya lo estamos haciendo porque cuando baja el pico de demanda y pasa el frío, nos empieza a sobrar el gas que ya empezamos a exportarle a Chile”, remarcó.

     Sostuvo que la Argentina lo exporta “a un precio mayor del que lo cobramos localmente”.

     “Cuanto más exportemos vamos a tener un precio local mucho más competitivo. Ya hoy es el más barato de la región y cada vez va a ser más barato” en esos términos comparativos, dijo.

     Remarcó que gracias a ese desarrollo “entre siete y 14 familias por día llegan a yacimientos de Vaca Muerta a trabajar y en cuatro o cinco años vamos a haber generado más de medio millón de puestos de trabajo para nosotros, los argentinos”.

     El volumen que regasificaban los buques se cubrirá con el aumento diario de 20 millones de metros cúbicos provenientes de Vaca Muerta.

     En agosto último, la producción local alcanzó su valor más alto desde 2010, lo que significó un 8,1 por ciento más que hace un año.

     Descubierta hace 90 años, es la segunda reserva más importante del mundo de gas no convencional y la cuarta de petróleo no convencional.

     Situada mayoritariamente en la provincia de Neuquén, la cuenca se extiende también hacia zonas de Mendoza y Río Negro, en un área de aproximadamente 30.000 kilómetros cuadrados.

 

noticias relacionadas
Por el G20, el Gobierno permite el derribo de aviones no identificados en 100 partidos de la Provincia El área protegida estará compuesta por una zona de 460 kilómetros entre el 29 de noviembre y el 2 de diciembre por decisión del Estado Mayor Conjunto. La costa atlántica, el sudoeste bonaerense, el sur de Córdoba y Entre Ríos serán los límites del espacio aéreo. FacebookTwitterWhatsAppTelegramCorreo El Estado Mayor Conjunto comunicó que “blindará” buena parte del territorio bonaerense desde el 29 de noviembre y hasta el 2 de diciembre por el arribo a la Ciudad Autónoma de Buenos Aíres de los mandatarios que participaran en la cumbre del G20. El espacio protegido tendrá un radio de 460 kilómetros que incluye la costa atlántica, el sudoeste de la Provincia, el sur de Córdoba y Entre Ríos. El “blindaje” consiste en una prohibición para volar a las aeronaves que no estén identificadas desde el 29 de noviembre a las 15:00 hasta el 2 de diciembre a las 22:00. Aquellos aviones que no estén identificados podrían ser derribados. El centro de la zona “blindada” será la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el gran Bueno Aires y partido cómo Colón, Rojas, Lincoln, Bragado, Los Toldos, Pergamino, Salto, Junín, 25 de Mayo, 9 de Julio, Saladillo, Las Flores, Chacabuco, Carmen de Areco, Giles, Luján, Gral. Rodríguez, Mercedes, Pringles, Suárez, Pigüé, Tres Arroyos, Olavarría, Azul, Tandil, Ayacucho, Balcarce, Necochea, Las Flores, San Miguel, Brandsen, Mar del Plata, Miramar, Dolores, Chascomús. En tanto la Fuerza Aerea Argentina informó hoy que está llevando adelante "Ejercicio Integrador 2018", que se desarrolla de manera simultánea entre Tandil, Villa Gesell y la región sudeste de la Provincia