Píparo no pudo identificar al autor del disparo entre los siete imputados

La embarazada baleada en una salidera bancaria en La Plata en 2010 no pudo identificar en el juicio al autor del disparo, mientras que su madre señaló al imputado Carlos Burgos.

Carolina Píparo se preguntó por qué le dispararon si ella les entregaba igual el dinero y consideró que los imputados «son todos iguales de culpables», mientras que su madre señaló a uno de ellos como el autor del disparo.

Ambas declararon hoy ante el Tribunal Oral Criminal II de La Plata, integrado por los jueces Claudio Bernard, Liliana Torrisi y Silvia Hoerr, en la primera audiencia del juicio oral a siete hombres por el caso.

«No lo puedo entender, yo les daba todo, el auto, los dólares, los pesos, ¿por qué me dieron un tiro, por qué mataron a Isidro, por qué tanto odio para mí? A mí me arruinaron la vida y a mi hijo no le dejaron que viviera una vida», afirmó Carolina Píparo.

«Me consideraba precavida pero evidentemente no lo fui» reconoció al detallar que el 29 de julio de 2010 no tomó recaudos al ir a retirar 10.000 dólares y 13.000 pesos de la sucursal del banco Santander Río, de 7 y 42 de La Plata, para comprar una casa.

Recordó que al entregarle el dinero, ella procuró «tapar la operación para que la gente no viera el retiro del dinero» ya que el cajero le pareció «torpe».

La mujer se retiró del banco con su madre y tras ascender al auto que había dejado en el estacionamiento del banco, se dirigió a su casa, en las calles 21 y 36 de La Plata.

«Estaciono y no alcanzo a abrir la puerta que me la abren y un hombre me grita `dame la guita que sacaste del banco, hija de puta`, y yo grite ¡no! y hasta hoy me pregunto por qué grité ¡no!, porque no era un no de no darle el dinero, y no sé si tomaron ese no como una negativa», detalló conmovida.

Relató que sintió un golpe en la cabeza, sangre en uno de sus ojos y que fue «arrancada del auto», cayendo a la vereda, por lo que le rogó al agresor que no le hiciera nada.

Añadió que le dijo :»Te doy todo, estoy embarazada!, lo que era una tontería porque mi panza era gigante».

«No sentí el balazo, no sentí el ruido, me recuerdo de rodillas, sin poder respirar y pensando `me estoy muriendo y qué va a hacer mi marido con el bebé´, yo pensé que Isidro no corría riesgo, que estaba protegido», afirmó y estimó que el balazo se lo habrían efectuado cuando ella estaba de rodillas.

Recordó que despertó en la sala de terapia intensiva del hospital San Roque de Gonnet y le preguntó a su esposo por Isidro y éste le dijo «la está luchando».

«Supe que mi hijo se murió (una semana después de la cesárea), nadie me lo dijo, nunca lo pregunté, yo lo supe», dijo.

Respecto al autor del disparo que la hirió, Carolina reconoció: «No estoy segura. No puedo decir quién fue», pero aclaró que recordaba «los ojos brillantes, color miel, el pelo morocho y la cara poceada, pero la fisonomía exacta no».

«Venía decidido a agredirme, me trataba con un odio, yo siento que él me trató como si me odiara, y no sé de dónde venía ese odio, pero venía con ganas de matarme», aseveró.

En tanto, María Ema Cometta, la madre de Carolina, señaló hoy al imputado Carlos Burgos como quien efectuó el disparo que hirió a su hija y por el cual murió su nieto Isidro.

«Vi una persona que coincide con la persona que está ahí sentada», dijo la testigo al señalar a Burgos, y remarcó: «Eso es lo que recuerdo».

La mujer sostuvo que el agresor «mostró mucho ensañamiento, ya que empezó a pegarle culatazos con el arma en la cabeza y la tironeaba de los pelos».

«Ella (por Carolina) le decía, ´por favor llevate la plata, no me hagas nada que estoy embarazada´», contó.

En ese sentido, explicó: «Yo de forma desesperada trataba de bajar del auto para ayudarla, quería abrir la puerta y no podía, y cuando bajo y estoy dando la vuelta, siento un disparo y veo que el agresor sale corriendo con la cartera en la mano».

«Lo que pasamos no me lo olvido nunca más, ver a mi hija ensangrentada en la cabeza, el ojo, la panza fue terrible», dijo.

Por este crimen llegaron detenidos al juicio el sindicado autor material del hecho, Burgos (19); el acusado de «marcar» a Píparo dentro del banco, Miguel «Pimienta» Silva (43); Luciano López (20), Carlos Moreno (20), Juan Manuel Calvimonte (25) y Carlos Jordán Juárez (45), mientras que el imputado Augusto Claramonte (44) se encuentra en libertad y goza de una falta de mérito.

El juicio se reanudará mañana las 9 en los tribunales de la calle 8 entre 56 y 57 de La Plata, con las declaraciones de testigos.

noticias relacionadas